El noreste de los Estados Unidos sigue bajo alerta por el mal tiempo

Estados como Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut están bajo amenazas de severas tormentas y fuertes inundaciones que recuerdan al desastre ocurrido meses atrás con el paso de la tormenta tropical Ida

Vehículos flotando luego de que una inundación en la Major Deegan Expressway (Foto: REUTERS)
Vehículos flotando luego de que una inundación en la Major Deegan Expressway (Foto: REUTERS)

A menos de una semana del fin de la temporada de huracanes en el hemisferio norte, un sistema de baja presión en el Atlántico pone en riesgo las condiciones climáticas de buena parte del noreste de los Estados Unidos.

Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut ya emitieron alerta de inundaciones por las intensas lluvias que han comenzado en la zona y que se espera duren hasta mañana al menos.

“Estamos esperando tormentas severas en el área tri-estatal (Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut) por la formación de un sistema de baja presión en la costa. Se esperan varias pulgadas de lluvia. Manéjense con calma y salgan con tiempo extra estos días”, indicaba a través de un mensaje en la red social Twitter el Servicio Meteorológico Nacional desde sus oficinas de Nueva York.

La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, y el gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, han declarado estado de emergencia. El servicio meteorológico ha hecho especial hincapié en las posibles inundaciones en la ciudad de Nueva York, que ya se vieron en horas de la mañana de hoy en la autopista que une Brooklyn y Queens, donde se registró un impresionante embotellamiento.

Con la experiencia del caos, y la enorme cantidad de muertos (11 fallecidos en inundaciones en subsuelos), generados por la tormenta tropical Ida, las autoridades están tomando muy en serio el pronóstico de vientos de casi 100 kilómetros por hora. Si se alcanza esa velocidad en el viento es esperable que haya cortes eléctricos.

“Sabemos cuán rápido se puede deteriorar la situación con este tipo de tormentas. Así que le pedimos a todos, especialmente a aquellos cuyos apartamentos quedan en subsuelos, que planeen con tiempo un plan de emergencia”, declaraba el alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill De Blasio.

Estos son vientos en dirección noreste, muy típicos de esta zona, pero que por primera vez están impactando este año. A medida que pasan las horas, el sistema se espera que cobre mayor fuerza, para empezar a desarmarse en horas de la mañana del miércoles.

La tormenta podría sufrir un período de rápida intensificación, conocido como bombogénesis, que es cuando la presión central de una tormenta cae por debajo de 0,71 pulgadas de mercurio durante un período de 24 horas. Al fenómeno se lo conoce también como un ciclón bomba.

Si bien se encuentra por fuera de la zona más crítica, la ciudad de Filadelfia también está bajo alerta de inundaciones, con severas tormentas eléctricas.

En el medio oeste del país también hay problemas con el tiempo pero por otros motivos. Desde Missouri y hasta Chicago están bajo alerta de tornados.

En la costa oeste, el estado de California hoy recobra la calma después de varios días en los que otro sistema de presión baja generó tantas lluvias que se provocaron deslaves en las montañas y colinas. Durante el pasado fin de semana, 380 mil hogares y negocios se quedaron sin energía eléctrica, de los cuales 50 mil seguían sin servicio hasta hoy.

Seguir leyendo:

Últimas Noticias

TE PUEDE INTERESAR