El presidente Joe Biden aprobó la declaración de emergencia de Rhode Island ante la llegada del huracán ‘Henri’

La decisión autoriza a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) a coordinar todos los esfuerzos de ayuda en caso de desastre para “aliviar las dificultades y el sufrimiento causado por la emergencia (climática) en la población”

Los habitantes de la costa se preparan para la llegada de Henri (FOTO REUTERS)
Los habitantes de la costa se preparan para la llegada de Henri (FOTO REUTERS)

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aprobó este sábado la declaración de emergencia en el estado de Rhode Island, y ordenó la asistencia federal para dar apoyo a los esfuerzos de las autoridades locales ante la llegada del huracán ‘Henri’.

Esta decisión del presidente autoriza a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), perteneciente al Departamento de Seguridad Nacional, a coordinar todos los esfuerzos de ayuda en caso de desastre para “aliviar las dificultades y el sufrimiento causado por la emergencia (climática) en la población local”, tal y como ha informado la Casa Blanca en un comunicado.

También se da vía libre a la aplicación de medidas de emergencia, autorizadas bajo el título quinto de la Ley de Stafford, para “salvar vidas y proteger la propiedad y la salud”, así como la seguridad pública y “disminuir o evitar la amenaza de catástrofe” en los condados de Bristol, Kent, Newport, Providence y Washington, junto a la tribu indígena Narragansett.

“FEMA está autorizada a identificar, movilizar y proporcionar a su discreción el equipo y los recursos necesarios para aliviar los impactos de la emergencia”, señaló la Casa Blanca, que ha remarcado que estas medidas de protección de emergencia se proporcionarán “con un 75 por ciento de fondos federales”.

Henri podría ser el primer huracán en golpear Long Island directamente desde la década de 1980 (FOTO: REUTERS)
Henri podría ser el primer huracán en golpear Long Island directamente desde la década de 1980 (FOTO: REUTERS)

Estas decisiones se se tomaron en el marco del avance del huracán ‘Henri’ hacia las costas del noreste de Estados Unidos, y antes de que este toque tierra, previsiblemente, este domingo. El fenómeno meteorológico amenaza con ir acompañado de fuertes vientos y marejadas ciclónicas peligrosas, así como inundaciones.

Henri se convirtió en un huracán de categoría 1 este sábado y se prevé que toque tierra en la costa noreste de Estados Unidos el domingo, informaron meteorólogos estadounidenses.

“Se prevé que Henri tenga o esté cerca de tener fuerza de huracán cuando llegue a las costas de Long Island y el sur de Nueva Inglaterra”, dijo el Centro Nacional de Huracanes estadounidense (NHC, por sus siglas en inglés).

Los vientos máximos sostenidos aumentaron a cerca de 120 Km/h con ráfagas mayores, añadió el centro.

Henri, el tercer huracán del 2021 en la cuenca atlántica, tiene en alerta a millones de personas que viven en la zona donde se producirá el impacto, poco acostumbradas a la llegada de ciclones.

LAS AUTORIDADES PIDEN CAUTELA

Ante la amenaza, varios gobernadores llamaron a la población a la cautela.

“Henri podría ser el primer huracán en golpear Long Island directamente desde la década de 1980. A los neoyorquinos: tómense esto en serio. Prepárense HOY para la tormenta que se avecina el domingo. Observen el pronóstico local y manténganse a salvo”, pidió el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, en un tuit el sábado.

“Declaré el estado de emergencia ante el huracán Henri”, anunció también Cuomo, precisando que ordenó el despliegue preventivo de 500 soldados de la Guardia Nacional.

Varios gobernadores llamaron a la población a la cautela (FOTO: REUTERS)
Varios gobernadores llamaron a la población a la cautela (FOTO: REUTERS)

“Prepárense para lluvias intensas, vientos fuertes y cortes de energía”, advirtió también a los residentes de las áreas potencialmente afectadas en el estado de Nueva York.

La capital cultural y económica de Estados Unidos aún recuerda con dolor el huracán Sandy, que mató a 44 personas en 2012.

En Massachusetts, que alberga la ciudad de Boston, el gobernador Charlie Baker pidió a “todos que eviten viajes innecesarios”, especialmente en las zonas costeras.

En este estado, donde todas las playas y parques estarán cerrados entre el sábado y el lunes, el huracán podría provocar cortes de energía que afecten a entre 100.000 y 300.000 habitantes, dijeron las autoridades.

(Con información de AFP y Europa Press)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR