Joe Biden: “Queremos al 70% de los adultos vacunados para el 4 de julio para declarar nuestra independencia del COVID-19”

El Presidente estadounidense presentó el nuevo plan para combatir la ralentización en la vacunación. Las medidas incluyen la ampliación de los horarios de las farmacias, el cuidado gratuito de los niños, viajes gratis a los centros de vacunación, e incluso una gira de la vicepresidenta, Kamala Harris

El presidente estadounidense Joe Biden durante su discurso de este miércoles desde la Casa Blanca (REUTERS/Carlos Barria)
El presidente estadounidense Joe Biden durante su discurso de este miércoles desde la Casa Blanca (REUTERS/Carlos Barria)

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció nuevas medidas este miércoles para acelerar la vacunación contra la COVID-19, que se ha visto ralentizada, y tratar de llegar el 4 de julio al objetivo de que el 70% de los adultos del país hayan recibido al menos una dosis.

Biden presentó el “Mes Nacional de Acción” en un discurso de este miércoles, en el que se involucrarán Gobiernos locales, organizaciones nacionales, dirigentes políticos, personalidades e “influencers” de distintos ámbitos para ayudar en este objetivo.

“Cuanta más gente se vacune, más éxito tendremos en la lucha contra este virus”, dijo Biden desde la Casa Blanca. Predijo que con más vacunas, Estados Unidos pronto experimentará “un verano de libertad, un verano de alegría, un verano de reuniones y celebraciones. Un verano totalmente estadounidense“.

Por eso, agregó, “queremos al 70% de los adultos vacunados con al menos una dosis para el 4 de julio para declarar nuestra independencia del COVID-19”.

Entre las medidas para logar el objetivo, Biden anunció la ampliación de los horarios de las farmacias, el cuidado gratuito de los niños -por parte de las principales organizaciones que se dedican a ello- para que los adultos se vacunen, campañas telefónicas, servicios como Uber y Lift ofrecerán viajes gratis a los centros de vacunación, e incluso una gira de la vicepresidenta, Kamala Harris, bajo el lema “Podemos conseguirlo”, para animar a la vacunación. La Casa Blanca también intensificará sus esfuerzos para ayudar a los empleadores a administrar clínicas de vacunación en el lugar.

El Gobierno estadounidense, además, propuso a los alcaldes del país una competición entre las ciudades en la que resultará ganadora la que consiga el mayor índice de vacunación el 4 de julio. Ya cuenta con el sí de los regidores de ciudades de más de una veintena de estados.

Más de 200 universidades en 43 estados se comprometieron, por otra parte, a participar en otra iniciativa para promover la vacunación en estos centros educativos. La Administración les facilitará recursos y material y les asesorará en esta tarea.

Una adolescente recibe la vacuna de Pfizer en una farmacia en Pennsylvania (REUTERS/Hannah Beier)
Una adolescente recibe la vacuna de Pfizer en una farmacia en Pennsylvania (REUTERS/Hannah Beier)

Habrá otras medidas previstas para estas semanas, como la de facilitar las vacunas en barberías y salones de belleza frecuentados por la población negra.

El plan de Biden continuará utilizando asociaciones del sector público y privado, reflejando el esfuerzo de “todo el gobierno” que desplegó para hacer que las vacunas estén más disponibles después de que asumió el cargo. El presidente dijo que estaba “haciendo todo lo posible” para aumentar la tasa de vacunación.

Entre esos esfuerzos se encuentra un sorteo promocional anunciado el miércoles por Anheuser-Busch, que dice que “comprará a los estadounidenses mayores de 21 años una ronda de cerveza” una vez que se alcance el objetivo del 70% de Biden.

“Recibí la vacuna y tómate una cerveza”, dijo Biden, anunciando la promoción a pesar de que él mismo se abstiene de beber alcohol.

Por otro lado, los estadounidenses podrán consultar desde este mismo miércoles una página web con los principales incentivos que ofrecen todo tipo de negocios y comercios para promover la vacuna.

La vicepresidenta Kamala Harris realizará una gira bajo el lema “Podemos conseguirlo” para animar a la vacunación. (REUTERS/Al Drago)
La vicepresidenta Kamala Harris realizará una gira bajo el lema “Podemos conseguirlo” para animar a la vacunación. (REUTERS/Al Drago)

Los límites a los que Estados Unidos está recurriendo para convencer a los estadounidenses de que se inyecten contrastan con gran parte del mundo, donde las vacunas son mucho menos abundantes. Frente a un creciente superávit estadounidense, la administración Biden planea comenzar a compartir 80 millones de dosis con el mundo este mes.

“En todo el mundo, la gente está desesperada por recibir una inyección que todos los estadounidenses puedan obtener en la farmacia de su vecindario”, dijo Biden.

“Recibir la vacuna no es un tema partidario”, recordó Biden. “La vacuna fue aprobada durante un gobierno republicano y distribuida durante un gobierno demócrata”. “Por favor, ejerzan su libertad, vivan sin miedo, tenemos que ser un solo país, unido”, reiteró.

Gracias a las vacunas, la tasa de casos y muertes en los Estados Unidos están en su nivel más bajo desde el comienzo de la pandemia en marzo pasado, con un promedio de menos de 16.000 casos nuevos y menos de 400 muertes por día.

Actualmente, el 63% de los adultos de EEUU han recibido al menos una dosis de las vacunas disponibles, y el 52% está completamente vacunado, según datos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

SEGUIR LEYENDO:

Últimas Noticias