Wall Street volvió a cerrar en rojo arrastrado por otra caída de las empresas tecnológicas

El Dow Jones cedió un 0,56%, mientras que el Nasdaq, donde cotizan las principales compañías dedicadas a la innovación, bajó un 1,27% tras tocar un piso del 6% negativo

Varios trabajadores operan en la Bolsa de Nueva York (EFE/Justin Lane/Archivo)
Varios trabajadores operan en la Bolsa de Nueva York (EFE/Justin Lane/Archivo)

La bolsa de Nueva York volvió a cerrar en rojo este viernes, tras el fuerte retroceso de la jornada anterior, arrastrada por la caída en las acciones de empresas tecnológicas, aunque sobre el final de la jornada logró recortar parcialmente las pérdidas.

Los principales índices en Wall Street habían abierto en positivo y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, llegó a crecer un 0,77%. Sin embargo, a los pocos minutos comenzó a perder, con el tiempo coqueteó con otro derrumbe y finalmente recuperó parte de lo cedido.

Al cierre el Dow Jones cayó un 0,56% hasta los 28.133,31 puntos, mientras que el Nasdaq, donde cotizan las principales tecnológicas y que el jueves se había dejado casi un 5%, cerró con una baja del 1,27% hasta los 11.313,13 puntos. Pudo ser peor, ya que llegó a estar un 6% abajo. En tanto, el índice S&P 500 retrocedió un 0,81%, a 3.426,96 unidades.

Las acciones de tecnología se debilitaron por segundo día consecutivo, agotando al mercado de valores parte de su avance más reciente y frenando un repunte que había desafiado las expectativas de la mayoría de los inversores. Las acciones de Apple llegaron a caer un 7%, mientras que Facebook y Amazon lo hicieron más del 6%. Alphabet, matriz de Google, y Microsoft alcanzó bajas del 4%.

El parqué neoyorquino había iniciado la jornada en tono positivo, después de conocer unos datos de desempleo en Estados Unidos mejores de lo esperado.

El desempleo bajó en agosto a 8,4%, una mejora que estuvo por encima de las expectativas, luego que la economía sumara 1,4 millones de puestos de empleo, según las cifras difundidas este viernes por el Departamento de Trabajo.

La desocupación vuelve así a una tasa de un dígito después de cuatro meses por encima del 10%, pero la economía –muy golpeada por la pandemia en el país del mundo con más casos de coronavirus– todavía tiene un largo camino a la recuperación. Por caso, las remuneraciones horarias promedio de los trabajadores fueron en agosto un 0,4 % menores que en el mes anterior, indicó el informe de la cartera laboral.

El sector privado añadió el mes pasado 1,46 millones de empleos y otros 301.000 se abrieron en el gobierno (EFE/Justin Lane/Archivo)
El sector privado añadió el mes pasado 1,46 millones de empleos y otros 301.000 se abrieron en el gobierno (EFE/Justin Lane/Archivo)

“Estas mejoras en el mercado laboral reflejan la continuada reanudación de la actividad económica que se había restringido debido a la pandemia de COVID-19 y los esfuerzos para contenerla”, explicó el boletín de la Oficina de Estadísticas Laborales.

El sector privado añadió el mes pasado 1,46 millones de empleos y otros 301.000 se abrieron en el gobierno, añadió el informe, que señaló que el crecimiento del empleo gubernamental refleja la contratación temporal de personal para el Censo 2020. “Hubo aumentos notables de empleo en el comercio minorista, los servicios profesionales y empresariales, esparcimiento y hotelería, y en la educación y el cuidado de la salud”.

El índice de desempleo en los Estados Unidos, que estaba en el 3,5% en febrero, el nivel más bajo en medio siglo, saltó al 14,4 % en abril cuando hizo su mayor impacto la pandemia de coronavirus, y desde entonces ha ido descendiendo gradualmente.

La economía ha recuperado hasta acá cerca de la mitad de los 22 millones de empleos perdidos por la crisis sanitaria.

El informe del Departamento de Trabajo se sumó a la evidencia de que casi seis meses después de que el coronavirus paralizara el país, la economía se está recuperando en forma irregular. Desde pequeños negocios hasta hoteles, restaurantes, aerolíneas y lugares de entretenimiento, un amplio espectro de compañías están luchando por sobrevivir a la pérdida de clientes.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Estados Unidos sumó 1.400.000 puestos de trabajo en agosto y el desempleo cayó al 8.4%