Fuertes vientos e inundaciones azotan a las Carolinas por el paso de Dorian (Foto: captura de pantalla)
Fuertes vientos e inundaciones azotan a las Carolinas por el paso de Dorian (Foto: captura de pantalla)

Los habitantes de las zonas en las que se pronosticó que golpearía Dorian prepararon sus hogares y recolectaron víveres para estar listos ante la llegada de las fuertes ráfagas de viento y lluvias intensas.

Un hombre de 85 años en Carolina del Norte, condado de Columbo, realizaba estas labores de precaución en su casa cuando resbaló por unas escaleras, cayó al suelo y perdió la vida. Esto sucedió el día de ayer 4 de septiembre.

El gobernador del estado, Roy Cooper, informó sobre el fallecimiento del ciudadano y dijo que esta fue la primer muerte relacionada con el huracán Dorian reportada en Estados Unidos; "Mantenemos a su familia en nuestros pensamientos", agregó.

Carolina del Norte (Foto: captura de pantalla)
Carolina del Norte (Foto: captura de pantalla)

El ojo del ciclón se ha movido paralelamente a las costas de Florida, las Carolinas y Georgia, desde su salida de las Bahamas. Aunque no ha golpeado directamente a la zona, las bandas del huracán han afectado con intensas lluvias, marejadas altas y fuertes ráfagas de viento.

Registra vientos sostenidos de 165 kilómetros por hora. Dorian había degradado su categoría a 2, pero ayer 4 de septiembre por la noche retomó la 3.

Continuará moviéndose hacia el noreste del planeta, y se pronostica que saldrá de la zona de Carolina del Norte el viernes por la tarde. El lunes se posicionará a la altura de Canadá.

(Foto: Twitter @NorthCharleston)
(Foto: Twitter @NorthCharleston)

Las alertas y el estado de emergencia continúan vigentes y se han aumentado advertencias por la posible formación de tornados en las zonas que serán afectadas por el huracán.

Destrucción en Bahamas

El hombre de 85 años fue la primer muerte relacionada con Dorian en Estados Unidos, pero la 21 en total. En las Bahamas se han registrado al menos 20 personas fallecidas después del paso del huracán en el territorio.

Grand Bahamas e islas Ábaco fueron las zonas con mayores afectaciones después de que tormentas azotaron la región.

Uno de esos fallecimientos fue el de la esposa del pescador Howard Armstrong en Freeport. La pareja se intentó resguardar en su vivienda pero las intensas lluvias provocaron que se inundara.

La destrucción de Bahamas después del huracán (AFP)
La destrucción de Bahamas después del huracán (AFP)

Estuvieron horas nadando alrededor de muebles que flotaban por la cantidad de agua que había ingresado al inmueble. La mujer tuvo que escalar a las alacenas para ponerse a salvo, pero su cuerpo no resistió las condiciones y sufrió hipotermia. Cuando perdió la conciencia se deslizó y cayó en los brazos de Armstrong, en donde murió.

Howard Armstrong perdió a su esposa durante el paso del huracán Dorian en Bahamas (Foto: captura de pantalla CNN)
Howard Armstrong perdió a su esposa durante el paso del huracán Dorian en Bahamas (Foto: captura de pantalla CNN)

Otro de los fallecimientos registrados fue el del nieto de 8 años Ingrid McIntosh, quien se ahogó. Su madre encontró su cuerpo flotando. No dio más detalles sobre la fatalidad.

Aún continúan los conteos de las personas fallecidas y el recuento de los daños. Hasta el momento en total  hay más de 13 mil casas afectadas, estimó la Cruz Roja. 

El primer ministro de Bahamas, Hubert Minnis, habló sobre lo acontecido como una tragedia; "esta es una crisis de proporciones épicas, quizás la peor que jamás hayamos vivido", declaró a medios de comunicación.

(Reuters)
(Reuters)

Aproximadamente 60% de la superficie del archipiélago caribeño quedó cubierto de agua después de que el ojo del huracán Dorian, que era categoría 5, azotara la zona.

Mark Lowcock, subsecretario de las Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios, dijo que por lo menos 70.000 personas de las Bahamas necesitan ayuda inmediata. Algunos de los recursos más urgentes son refugio, alimentos, agua potable y medicina para 50.000 personas en Gran Bahama y 20.000 en Ábaco.

La ayuda humanitaria ha llegado poco a poco a la zona. Minnis dijo en su cuenta de Twitter que ya se había puesto en contacto con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, quienes le expresaron que lo apoyarían y darían soporte.