(Foto: Facebook)
(Foto: Facebook)

Cuando Connor Betts comenzó el tiroteo en la madrugada del 4 de agosto en una zona de bares de Dayton, Ohio, su hermana Megan fue una de las primeras personas a las que derribó. Pero según explicaron las autoridades, puede que no lo hiciera intencionadamente.

En una conferencia de prensa este martes, el jefe del Departamento de Policía de Dayton, Richard Biehl, compartió una cronología de los hechos, y explicó, además, que el perpetrador sabía antes de empezar a disparar dónde estaba su hermana, ya que habían hablado por teléfono. Sin embargo, en el momento en que abrió fuego, ella estaba debajo de una sombrilla, por lo que pudo no reconocerla.

"Estamos divididos acerca de si fue intencional o no. Creo que es inconcluso", apuntó Richard Biehl.

Cronología de la masacre

(Foto: Dayton Police Department)
(Foto: Dayton Police Department)

(Video: CNN)

Connor Betts, Megan y su amigo en común Charles Beard  llegaron a la zona de bares del Distrito de Oregón a las 23:04 del sábado, dos horas antes de que empezara la masacre. Dejaron el auto en el estacionamiento del restaurante Thai 9, y los tres fueron juntos a un bar llamado Blind Bob's. Allí estuvieron hasta las 00:14 de la madrugada del domingo.

Desde ese local caminaron hasta el Ned Peppers. El autor del tiroteo permaneció en ese bar durante treinta minutos, hasta las 00:44. A esa hora, salió y regresó a su auto.

Según informó Biehl, las cámaras de vigilancia del estacionamiento del Thai 9, captaron a Connor Betts. Registraba algunos artículos del interior de su camioneta y los introducía en una mochila. También cambió su camiseta por una sudadera negra. Estuvo allí durante ocho minutos. Cuando se alejó del vehículo, llevaba la mochila consigo.

(Foto: Dayton Police Department)
(Foto: Dayton Police Department)
(Foto: Dayton Police Department)
(Foto: Dayton Police Department)

De regreso al bar Blind Bobs, Betts atravesó un callejón oscuro, donde esperó escondido durante nueve minutos. Las autoridades creen que en ese tiempo, el perpetrador estaba preparando su rifle de asalto, que guardaba desarmado en la bolsa.

A la 01:05 se escuchó la primera detonación. Al salir del callejón, mató a tres personas que estaban de pie junto a un puesto de tacos. Una de estas víctimas era su hermana Megan. El jefe de policía reconoció que los investigadores estaban divididos sobre la intención real de Betts. En el momento en que salió del callejón, la zona hacia la que disparó estaba muy oscura, y puede que no identificara a su hermana debajo de la sombrilla.

Segundos después, el tirador corrió hacia 5th street, cargando su arma mientras cruzaba la calle y matando a varias personas más. En menos de un minuto, tres agentes de policía lo interceptaron y lo derribaron. Murió en el acto.

Ehtan Kollie, amigo del perpetrador, fue detenido el viernes, aunque las autoridades consideran que no estaba al tanto de los planes de Betts (Foto: AP)
Ehtan Kollie, amigo del perpetrador, fue detenido el viernes, aunque las autoridades consideran que no estaba al tanto de los planes de Betts (Foto: AP)

(Video: Reuters)

Durante la conferencia de prensa, las autoridades declinaron responder si Connor Betts estaba bajo la influencia del alcohol o de estupefacientes durante el tiroteo. Aunque Richard Biehl sí reconoció que encontraron parafernalia de droga en su vehículo, y que el autor consumía este tipo de sustancias.

En total, el ataque dejó un saldo de nueve víctimas mortales y 27 heridos. De estos últimos, 17 recibieron impactos de bala, entre ellos, Charles Beard, el amigo de los hermanos Betts, quien se recupera en el hospital y podría ser la clave para resolver muchas incógnitas que aún siguen sin resolverse.

El viernes, los investigadores detuvieron a Ethan Kollie, amigo del perpetrador, por falsificar un formulario para adquirir un arma. El arrestado también le compró al autor de la masacre una armadura, aunque no hay pruebas que demuestren que él estaba al tanto de los planes de Connor Betts.

"Él estaba tan en shock y sorprendido como cualquier otro de que el señor Betts cometiera la masacre", dijo su abogado, Nick Gounaris, este lunes.