El financista estadounidense Jeffrey Epstein, en una foto tomada para el registro de delincuentes sexuales de la División de Servicios de Justicia Penal del Estado de Nueva York (Reuters)
El financista estadounidense Jeffrey Epstein, en una foto tomada para el registro de delincuentes sexuales de la División de Servicios de Justicia Penal del Estado de Nueva York (Reuters)

El millonario Jeffrey Epstein, que fue encontrado muerto en una cárcel en Nueva York donde esperaba juicio tras ser imputado por tráfico sexual de menores, no fue supervisado como se requería la noche de su aparente suicidio y tampoco contaba con compañero de celda.

Epstein, de 66 años, fue hallado colgado en su celda el sábado en la mañana, en la Correctional Metropolitan Center en Manhattan, y se supone que había sido vigilado cada 30 minutos el viernes en la noche por dos guardias, pero ese procedimiento no se siguió, aseguró el New York Times, citando a un oficial con conocimiento sobre el caso.

El periódico recuerda que ese viernes en la mañana se habían publicado cientos de documentos sobre Epstein, que pertenecían a un caso paralelo cerrado contra una mujer que era supuestamente su "reclutadora".

Jeffrey Epstein y Ghislaine Maxwell en 2005. Ella ayudó a administrar las casas de Epstein, facilitar sus relaciones sociales y reclutar masajistas
Jeffrey Epstein y Ghislaine Maxwell en 2005. Ella ayudó a administrar las casas de Epstein, facilitar sus relaciones sociales y reclutar masajistas

Su muerte ocurrió además luego de que el pasado 23 de julio fuera hallado inconsciente en su celda con marcas en su cuello y las autoridades investigaban si se había tratado de un intento de suicidio.

Debido a ello se suponía que debía haber tenido un compañero de celda, pero este había sido transferido recientemente, dejando a Epstein solo, una decisión que también violó los procedimientos de la cárcel, indicó además al NYT el oficial, cuyo nombre mantiene en anonimato.

Sin embargo, pese a estos incumplimientos, la vigilancia había sido reforzada. Los guardias de la unidad estaban trabajando turnos extremos de horas extras para compensar la falta de personal la mañana en que el financista se suicidó, informó una fuente carcelaria a la agencia AP.

El Centro Correccional Metropolitano, donde murió Epstein (Reuters)
El Centro Correccional Metropolitano, donde murió Epstein (Reuters)

Uno de los guardias de la unidad llevaba cinco días en fila trabajando horas extras y otro de los custodios estaba en horas extras obligatorias, reportó la agencia, sin identificar al funcionario.

El Departamento de Justicia de EEUU ha iniciado una investigación de su muerte, lo que según su secretario William Barr "levanta serias interrogantes que deben ser contestadas" y aseguró estar "horrorizado" de que haya ocurrido bajo custodia del Gobierno federal.

Cuando se tomó la decisión de sacarlo de esa vigilancia, se notificó al Departamento de Justicia federal de que tendría un compañero de celda y que un oficial de la cárcel revisaría su celda cada 30 minutos, pero eso aparentemente no ocurrió, según el Times.

La Oficina del Médico Forense de Nueva York realizó este domingo la autopsia del millonario Jeffrey Epstein, pero la causa de su muerte no se ha determinado "pendiente de más información".

Auge de teorías conspirativas

La muerte de Epstein causó un desenfreno en los foros y redes sociales por los vínculos de tenía con príncipes, políticos y otras personas famosas y poderosas. Incluso, Donald Trump, quien se ha enfrascado en varias teorías conspirativas, retuiteó una de las historias sin verificar, pese a que él mismo está enfrascado en el debate y asistió a fiestas con el fallecido.

La antigua amistad de Epstein con el mandatario, así como con el ex presidente Bill Clinton y el príncipe Andrés de Gran Bretaña, eran el centro de rumores, muchas de las cuales cuestionan lo que los políticos sabían sobre los presuntos crímenes sexuales de Epstein.

Otras teorías de conspiración, sin embargo, han sido fácilmente desmentidas. Por ejemplo, días después de su arresto se publicaron memes y notificaciones en Facebook que alegaban equivocadamente que el gobierno de Barack Obama, para proteger al ex presidente Bill Clinton, había llegado a un acuerdo secreto en el 2008 en Florida que le permitió declararse inocente de procurar a una menor para propósitos de prostitución a fin de evitar cargos más graves. El acuerdo que luego fue hecho público fue concretado antes que Obama asumiera la presidencia, durante el gobierno de George W. Bush.

(Con información de EFE y AP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: