La emoción y las lágrimas tomaron la puerta K5 del Aeropuerto O'Hare de Chicago durante una pequeña ceremonia en honor a un piloto que hizo su vuelo final desde Dublin antes de su retiro.

El capitán de American Airlines, Brian Lenzen, se quitó las gafas y se limpió las lágrimas de los ojos mientras los miembros del coro de San Antonio del Lago (en inglés, St Anthony on The Lake) cantaban una interpretación de la bendición irlandesa "May the Road Rise Up". 

La emotiva escena se ve en un video que publicó la aerolínea a mediados de julio y que ahora se hizo viral.

"Simplemente es un momento muy especial", dijo Lenzen, nativo de Chaska, Minnesotta, a la cadena KARE11. "Soy el tipo de persona que se emociona, por eso lagrimeé cuando me di cuenta de que la canción era para mí", agregó.

Convertirse en piloto había sido el sueño de su vida, de acuerdo con un artículo de FOX News. A los 65 años, cuando llegó el momento de su retiro obligatorio, decidió que su último vuelo sería a Dublin, donde haría una pequeña celebración con sus amigos. 

El coro, que regresaba de una gira por Irlanda, fue invitado por las azafatas a cantarle al piloto después de que este saliera del avión por última vez.

"Esperamos al final del túnel y le cantamos cuando bajó del avión", dijo Laurie Polkus, que dirigía el coro, en una publicación de Facebook. "Anunció en el vuelo que sería el último y caminó por la cabaña diciendo adiós. Su esposa estaba en el vuelo… fue encantador y muy emotivo". 

MÁS SOBRE ESTE TEMA: