El video fue divulgado por la policía local para mostrar que los oficiales actuaron con prudencia (Video: YouTube)

Dos oficiales de un departamento de policía de Georgia, Estados Unidos, son investigados después de haber matado a tiros a un hombre que con un cuchillo en mano los instó a asesinarlo durante un enfrentamiento en el que fue detenido. 

David Harrison, oficial superior de la policía del condado de Athens-Clarke, y el oficial Charles Bidinger respondieron a una llamada de un hombre que marcó al 911, y más tarde identificado como Aaron Hong, de 23 años, quien tomó un cuchillo de carnicero y causó disturbios en River Club.

Según Harrison y Bidinger, cuando llegaron al lugar, Hong estaba ensangrentado y parecía estar usando el cuchillo de forma agresiva mientras se hacía daño con la hoja.

Las imágenes revelaron exactamente cómo se desarrollaron los hechos (Foto: Captura de pantalla)
Las imágenes revelaron exactamente cómo se desarrollaron los hechos (Foto: Captura de pantalla)

Cuando los oficiales se acercaron, comenzó a avanzar hacia ellos con la hoja en la mano y se le pudo ver repetidamente negándose a cumplir con las demandas de los oficiales a la voz de "¡tira el cuchillo!" y "¡detente!". Las imágenes fueron capturadas por las cámaras corporales que portaban los policías.

En las grabaciones se puede escuchar a Hong gritando "¡hazlo!" en varias ocasiones a los oficiales, incitándolos a dispararle.

Mientras Hong continuó avanzando, los dos oficiales caminaban hacia atrás apuntando con sus armas al sujeto todo el tiempo mientras retrocedían su camino por el River Club, hasta la autopista Macon.

El sujeto pedía a gritos que le dispararan (Foto: Captura de pantalla)
El sujeto pedía a gritos que le dispararan (Foto: Captura de pantalla)

Con Harrison gritando "por favor, baja el cuchillo". "No hagas esto", Hong repentinamente se acercó hacia el oficial notablemente pánico para atacarlo, lo que lo impulsó a disparar siete tiros al chico de 23 años antes de que se levantara de nuevo empapado de sangre.

"¡Dispárame!", gritó Hong, antes de volver a atacar a Harrison, agarrándolo por los hombros y moviéndose para alcanzar el arma del oficial.

"¡Va por mi arma!", gritó Harrison, mientras Bidinger lanzó cuatro disparos más sobre su cabeza. Hong volvió a caer al suelo, pero esta vez se quedó en silencio y no volvió a levantarse.

Las imágenes son muy fuertes (Foto: Captura de pantalla)
Las imágenes son muy fuertes (Foto: Captura de pantalla)

Los paramédicos inmediatamente comenzaron a tratar a Hong, pero fue declarado muerto en la escena. Harrison sufrió heridas leves y fue tratado por técnicos de emergencias médicas, Bidinger resultó ileso.

Ambos oficiales han sido puestos en licencia administrativa, en espera de investigaciones de la Oficina de Investigación de Georgia y la Oficina del Fiscal del Distrito del Circuito Oeste

El jefe de la policía del condado de Athens-Clarke, Cleveland Spruill, dijo que espera que los dos oficiales sean liberados de cualquier conducta ilegal. Lo comentó durante una conferencia de prensa el martes.

La policía lamentó la muerte de Hong (Foto: Captura de pantalla)
La policía lamentó la muerte de Hong (Foto: Captura de pantalla)

Al revisar las cámaras de los dos cuerpos de ambos oficiales, Spruill dijo que los oficiales parecían estar ante una amenaza inminente de recibir lesiones o incluso de estar en riesgo de muerte y que por ende esperaban que los dos hombres fueran liberados de cualquier delito.

Harrison es un veterano de siete años del Departamento de Policía de Athens-Clark, mientras que Bidinger está en su primer año de servicio.

Fue el segundo caso con armas de fuego en el que Bidinger ha estado involucrado durante su tiempo en el departamento. En marzo, fue uno de los siete oficiales responsables del tiroteo fatal de un delincuente convicto en posesión de lo que luego se determinó que era una pistola de réplica.

El sujeto parecía fuera de sí (Foto: Captura de pantalla)
El sujeto parecía fuera de sí (Foto: Captura de pantalla)

Pero Spruill dijo que si bien Bidinger había estado involucrado en dos tiroteos, él y los otros seis oficiales habían sido absueltos de todos los cargos.

"Nadie quiere quitarle la vida a una persona", dijo Spruill. "(Bidinger está) preocupado y molesto porque sucedió dos veces en un periodo de tiempo tan corto, pero creo que vio con lo que se enfrentó".

"La evidencia del video de la cámara llevada en su cuerpo que he visto y que he compartido hoy, sugiere que los oficiales temían razonablemente por sus vidas y su seguridad, y usaron una fuerza mortal para defenderse".

Paramédicos no pudieron hacer nada por mantenerlo con vida (Foto: Captura de pantalla)
Paramédicos no pudieron hacer nada por mantenerlo con vida (Foto: Captura de pantalla)

Spruill expresó sus condolencias a la familia y amigos de Hong, instando al público a mantenerlos en sus pensamientos junto con los dos oficiales.

El Jefe agregó que a pesar de que el video es gráfico en su naturaleza, el departamento decidió publicar públicamente las imágenes para ayudar a la transparencia y mostrar los peligros que los agentes de policía deben enfrentar todos los días.