Donald y Melania Trump sufragan en un centro de votación de Manhattan, en las elecciones de 2016
Donald y Melania Trump sufragan en un centro de votación de Manhattan, en las elecciones de 2016

El hackeo del sistema electoral de Estados Unidos es "inevitable", inclusive por adversarios extranjeros, y el verdadero desafío es garantizar que el país tenga la fortaleza suficiente para resistir los problemas catastróficos resultantes de las vulneraciones cibernéticas, afirmaron este miércoles funcionarios norteamericanos ante el Congreso.

Las declaraciones de representantes de los departamentos de Justicia y Seguridad Nacional subrayan los desafíos que las autoridades federales y estatales enfrentarán en su intento por impedir las intromisiones de Rusia y otros países en los comicios del 2020. El fiscal especial Robert Mueller ha documentado el amplio intento de Moscú para intervenir a favor de Donald Trump en las elecciones de 2016 mediante hackeos a los demócratas y la propalación de desinformación en línea, y el director del FBI Chris Wray dijo en abril que el Gobierno consideró las elecciones de medio período de noviembre como "un tipo de ensayo general con vistas al gran espectáculo de 2020".

Adam Hickey, subfiscal general en la división de seguridad nacional del Departamento de Justicia, dijo que el hackeo era "inevitable", ante una subcomisión de Supervisión y Reforma de la Cámara de Representantes.

Pese a su severo diagnóstico, Adam Hickey pidió confiar en las autoridades para enfrentar estas amenazas (AP)
Pese a su severo diagnóstico, Adam Hickey pidió confiar en las autoridades para enfrentar estas amenazas (AP)

"Los sistemas que están conectados a la internet. Si son blanco de un adversario decidido que cuente con tiempo y recursos suficientes, serán vulnerados", declaró Hickey. "Entonces, necesitamos concentrarnos en la resistencia".

"Necesitamos tomarnos un respiro. Dejar que los estados hagan una evaluación, que los investigadores respondan y tener confianza en nuestras autoridades elegidas, así como en nuestros funcionarios estatales, para que se encarguen del asunto porque enfrentan contingencias… todo el tiempo", agregó. "Si nosotros mismos socavamos la confianza en nuestro sistema, les estaremos haciendo el trabajo a nuestros adversarios", apuntó.

Chris Krebs, jefe de acciones cibernéticas del Departamento de Seguridad Nacional, secundó esa postura y afirmó que "una seguridad al 100% no es el objetivo. Es la fortaleza del sistema. Así que si se tiene un mal día no será catastrófico".

Los funcionarios no detallaron sobre el alcance del posible hackeo. Acerca de la intervención rusa registrada contra bases de datos de votantes en dos condados de Florida antes de las elecciones de 2016, aseguraron que no incidió en el resultado definitivo en ese estado, que tuvo una victoria republicana.

(Con información de AP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: