Nicolás Maduro, gesticula junto a su esposa Cilia Flores y el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, Diosdado Cabello, durante un mitin en apoyo a su gobierno en Caracas, Venezuela, el 9 de marzo de 2019. (REUTERS)
Nicolás Maduro, gesticula junto a su esposa Cilia Flores y el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, Diosdado Cabello, durante un mitin en apoyo a su gobierno en Caracas, Venezuela, el 9 de marzo de 2019. (REUTERS)

"El corrupto régimen de Maduro se está beneficiando cruelmente de la escasez de su país mientras el pueblo de Venezuela sufre. Durante años, los compinches de Maduro han robado millones del programa CLAP destinado a alimentar a los hambrientos, mientras bloquean la ayuda internacional que podría salvar vidas", denunció Mark Green, el Administrador de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid).

Las declaraciones del funcionario norteamericano llegan un día después de que Elliott Abrams, el representante de EEUU para Venezuela, anunciara que el Gobierno de Trump prepara sanciones y cargos criminales contra quienes se enriquecieron con el programa alimentario.

"No tenemos una fecha anunciada sobre las sanciones y las acusaciones (judiciales) que vendrán. Pero este es un crimen real porque es lo que los venezolanos más pobres necesitan para sobrevivir. Ellos saben que este programa está corrupto, nosotros lo sabemos y estamos investigando los detalles. Y mucho más vendrá", aseveró Abrams.

Estados Unidos prepara sanciones y cargos criminales contra los sospechosos de utilizar un programa de ayuda alimentaria administrado por el Ejército para lavar dinero para el gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Cajas clap
Cajas clap

El programa Clap, ligado a los Comités Locales de Abastecimiento y Producción, entrega alimentos importados a bajo coste cada 15 días a más de seis millones de personas, de acuerdo al régimen de Maduro. La Asamblea Nacional (AN, Parlamento), controlada por la oposición, ha denunciado que el Clap ha provocado millonarias pérdidas patrimoniales por sobrecostes y corrupción.

A principios de mes, el Tesoro publicó un informe en el que aseguraba que "altos cargos" de Venezuela usaban el Clap para lavar activos que supuestamente habían obtenido a través de la corrupción y que, incluso, se embolsaban directamente el dinero que el Ejecutivo venezolano destina a ese plan.

Washington tomaría las acciones dentro de los próximos tres meses como parte de los esfuerzos del Gobierno del presidente Donald Trump para reducir el flujo de efectivo a Maduro y sus leales, dijeron el martes dos fuentes que hablaron bajo condición de anonimato.

Múltiples agencias gubernamentales de Estados Unidos, entre ellas el Consejo de Seguridad Nacional y los departamentos del Tesoro, de Estado y de Justicia, están involucrados en la investigación.

La crisis política de Venezuela se ha profundizado desde que el líder opositor Juan Guaidó invocó la constitución para jurar como presidente encargado en enero, argumentando que la reelección de Maduro en 2018 fue ilegítima. Más de 50 países del mundo lo respalda y EEUU fue el primero en reconocerlo.

Muchas familias venezolanas dependen de la ayuda para cubrir sus necesidades básicas en la nación sudamericana que sufre una prolongada hiperinflación.

Ese programa de ayuda sería un nuevo objetivo en la campaña de presión de Washington contra Maduro. Desde que Trump asumió el cargo en 2017, su gobierno impuso sanciones a docenas de funcionarios venezolanos, así como a empresas y otras entidades.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: