La legendaria celebración de la música electrónica Ultra Music Festival (UMF), que ha sido una marca de la ciudad de Miami desde 1999, abandonará su casa. Los organizadores del festival anunciaron que no renovaron su permiso ante las autoridades del municipio. Los problemas de transporte que el evento sufrió en la edición de 2019, en Virginia Key, y causaron caos en el tránsito, están en el centro de la cuestión.

"Tras atender a las devoluciones de muchos de ustedes (incluidos más de 20.000 fanáticos que completaron nuestra encuesta post-evento), resultó claro que la experiencia del festival en Virginia Key simplemente no fue lo suficientemente buena", dijeron los organizadores en un comunicado.

En su cuenta de Twitter, el UMF publicó el comunicado con la decisión.
En su cuenta de Twitter, el UMF publicó el comunicado con la decisión.

El compromiso con la excelencia del UMF, agregó el comunicado, "no significa solamente esforzarnos por ser mejores: también significa tener la voluntad de cambiar las cosas cuando no funcionan".

En consecuencia —completaron los organizadores en su anuncio— "hemos cancelado voluntariamente nuestro permiso con la ciudad de Miami, y agradecemos que haya sido parta de nuestra historia durante las últimas dos décadas".

 

Anticiparon que están completando los detalles para darle al UMF "una nueva ubicación en el Sur de la Florida" que será "un hogar increíble y permanente". Pronto informarán cuál será la sede futura del Ultra, que pasó del Bayfront Park en el centro de Miami a Virginia Key, adonde miles de fans de la electrónica debieron caminar millas para llegar y causaron enormes problemas al tránsito de vehículos.

El Ultra Music Festival comenzó en 1999 en Miami, y tras 20 años busca una nueva sede.
El Ultra Music Festival comenzó en 1999 en Miami, y tras 20 años busca una nueva sede.

SEGUÍ LEYENDO: