Machelle Hackney
Machelle Hackney

Una madre de Arizona que tenía miles de suscripciones en su canal en YouTube fue arrestada por maltrato y abuso físico a sus siete hijos adoptados, a quienes obligaba a actuar, informaron este martes medios locales.

Machelle Hackney, de 48 años, fue detenida luego de que agentes de la Policía del Condado de Maricopa descubrieran niños encerrados en roperos, deshidratados y desnutridos.

Según explicaron las autoridades, la mujer los castigaba, entre otras razones, cuando los menores olvidaban sus líneas de diálogo o no seguían las instrucciones de actuación en su exitoso canal de YouTube. La cuenta acumulaba cerca de 800 mil seguidores y 250 millones de reproducciones, con aventuras de los niños que debían sonreír ante la cámara.

Los menores dijeron a los oficiales que habían sido rociados con gas pimienta, golpeados, obligados a tomar baños de hielo y que fueron encerrados por días en un armario sin comida, agua o acceso a un baño.

Los reportes policiales dan cuenta que una de los menores relató que en una ocasión la mujer le echó gas pimienta en sus partes privadas y tuvo dolor durante cuatro a cinco días.

El pasado 13 de marzo, la hija biológica de Hackney dio la alerta a la Policía, tras lo cual los oficiales informaron que encontraron a los niños pálidos, con bajo peso y con ojeras.

Hackney también tenía dos hijos adultos, Ryan y Logan, que aparecían ocasionalmente en los videos y se encargaban de preparar la comida. Ambos quedaron detenidos por no haber denunciado los abusos.

Los hermanos Ryan y Logan Hackney, detenidos por no denunciar los abusos de su madre a los pequeños adoptados
Los hermanos Ryan y Logan Hackney, detenidos por no denunciar los abusos de su madre a los pequeños adoptados

Los menores le dijeron a la Policía que tenían sed y hambre. Mientras los oficiales hablaban con uno de los niños, este bebió un litro y medio de agua en un período de 20 minutos mientras describía que Hackney los había rociada con gas pimienta en numerosas ocasiones, según el reporte policial. Por su parte, una de las niñas que afirmaba tener hambre no quiso comer una bolsa de papitas porque tenía miedo de que su madre lo note en su aliento.

Un vecino de la familia comentó su sorpresa al enterarse de lo que pasaba a pocos metros de su hogar. "Los conocimos, llevé a mis hijos para presentarlos. Pero ellos nunca podían jugar", explicó Bruno Schlueter al portal AZFamily. Cuando se enteraron del exitoso canal de YouTube, los hijos de Schlueter querían conocerlos más, pero seguían sin poder pasar tiempo con ellos, sin mayor explicación.

Por su parte, una pareja que dirige otro canal infantil de YouTube y que grabaron un episodio en colaboración negó haber visto algo raro cuando conoció a los menores. "Eran niños normales, jugaban con los chicos. Desearía haberlo visto, es frustrante. Me enfurece no haber podido darme cuenta, especialmente al trabajar con niños todo el día", comentaron Tawny y Zeb Schnorr, directores "Extreme Toys TV".

Mientras tanto, los videos del canal de la madre continúan en línea. Según informó YouTube, el portal retiró la publicidad de la cuenta apenas se enteró de los arrestos y está estudiando el caso para determinar si es que el usuario será dado de baja. No se reportó cuánto ganó la familia por las millones de reproducciones.

El Departamento de Servicios para Niños (DCS, por sus siglas en inglés) liberó a los siete niños de la custodia de Hackney. Cuando la Policía registró la casa encontraron dos latas de gas pimienta en la habitación de la madre adoptiva, un armario con un cerrojo de seguridad y un cuarto sin ventanas, con muebles, mantas, ropa o juguetes dentro.

Los niños, que aseguraron que hace años no asisten a la escuela, le dijeron a DCS que la mujer los retiró para que graben la serie a tiempo completo.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: