El conductor se negó a descender del coche y avanzó con el policía en el cofre (Foto: Captura)
El conductor se negó a descender del coche y avanzó con el policía en el cofre (Foto: Captura)

La grabación de un enfrentamiento de un policía con un delincuente se viralizó en redes sociales por la reacción del agente del departamento de Policía de Little Rock, Arkansas, ante el presunto criminal.

Los hechos ocurrieron el pasado 22 de febrero, cuando el policía Charles Starks intentaba detener un vehículo Nissan Altima reportado como robado, conducido por un afroamericano de 30 años de nombre Bradley Blackshire.

En las imágenes se puede observar cuando Starks desciende de una SUV policial con su arma en mano mientras ordenaba al conductor que bajara del coche.

Pero Blackshire no hizo caso e intentó alejarse, por lo que el agente comenzó a disparar y se montó en el cofre del vehículo mientras detonaba el arma contra el conductor.

El sujeto a bordo había robado el vehículo y se negó a seguir las órdenes del oficial de policía(Video: Policía Little Rock, Arkansas)

Starks disparó unas 15 ocasiones contra el automóvil, que finalmente se detuvo. Una mujer salió del coche sin lesiones y fue esposada.

Aunque los oficiales pidieron apoyo de una ambulancia, el presunto ladrón murió en el lugar.

El abogado de la familia de Blackshire ha asegurado que el policía usó la fuerza de manera "no razonable y excesiva".

El policía resultó herido de una pierna (Foto: Captura)
El policía resultó herido de una pierna (Foto: Captura)

Pero el informe policial señaló que el automóvil era robado y que Bradley Blackshire incumplió las órdenes del oficial, quien resultó herido de una pierna.

El FBI abrió una investigación para aclarar el incidente, periodo en el cual Starks fue suspendido de sus labores, pero con goce de sueldo.