El niño no identificado de Oregón contrajo la enfermedad del tétanos a través de un corte en la frente y fue trasladado en ambulancia aérea al hospital, donde permaneció 57 días y acumuló más de $ 800,000 por la atención recibida y medicamentos Foto: (istock)
El niño no identificado de Oregón contrajo la enfermedad del tétanos a través de un corte en la frente y fue trasladado en ambulancia aérea al hospital, donde permaneció 57 días y acumuló más de $ 800,000 por la atención recibida y medicamentos Foto: (istock)

Un niño de 6 años habitante de Oregón y quien no ha sido vacunado nunca, ha acumulado más de $ 800.000 dólares en gastos médicos después de estar al borde de la muerte en el primer caso de tétanos pediátrico en el estado en 30 años.

El nombre del niño no se reveló debido a su edad, sin embargo trascendió que contrajo tétanos, una infección grave causada por bacterias que ingresaron en una herida, a través de un corte en la frente mientras jugaba en una granja en 2017.

Fue la primera vez que a un niño en Oregón se le diagnostica una enfermedad rara en más de 30 años, según un informe del caso publicado por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades publicado el jueves.

El niño no identificado de Oregón contrajo la enfermedad del tétanos a través de un corte en la frente y fue trasladado en ambulancia aérea al hospital, donde permaneció 57 días y acumuló más de $ 800,000 por la atención recibida y medicamentos.

 
Los institutos de salud pública han señalado que los movimientos anti vacunas han generado un repunte de enfermedades totalmente prevenibles Foto: (Archivo)
Los institutos de salud pública han señalado que los movimientos anti vacunas han generado un repunte de enfermedades totalmente prevenibles Foto: (Archivo)

El informe detalló que la laceración de la frente del niño se limpió y se suturó inicialmente en casa, pero casi una semana después comenzó a experimentar "episodios de llanto, chasqueo de mandíbulas y espasmos musculares involuntarios de extremidades superiores".

También sufrió "arqueo del cuello y la espalda" y "espasticidad generalizada" (contracción o inmovilización de músculos), según se registró en el informe.

Cuando comenzó a tener dificultad para respirar, los padres del niño de 6 años llamaron a los paramédicos y fue trasladado por aire a un centro médico pediátrico terciario.

Su diagnosticó fue tétanos y se le administró una dosis de la vacuna adecuada.

Pero la condición del niño empeoró rápidamente y fue trasladado a cuidados intensivos con fiebre, espasmos musculares severos e hipertensión.

Según el informe, el niño requirió 57 días de cuidados intensivos para pacientes hospitalizados, incluidos 47 días en la unidad de cuidados intensivos.

Los cargos totalizaron $ 811,929 dólares, aunque esto excluye los costos adicionales de transporte aéreo, rehabilitación de pacientes hospitalizados y costos de seguimiento ambulatorio, según se detalló.

Los padres del niño de 6 años rechazaron de nueva cuenta todas las inmunizaciones recomendadas después de su recuperación, a pesar de que el médico explicó todos los beneficios de la vacuna, lo que ha llevado a una disminución del 95% en el número de casos y 99% en las muertes relacionadas con el tétanos desde la década de 1940.

El niño nunca había recibido ninguna vacuna y, a pesar de que los médicos le ofrecieron a la familia una "revisión exhaustiva" de los riesgos y beneficios, rechazaron otra vacuna contra el tétanos y todas las demás vacunas recomendadas.

Los centros de salud recomiendan una vacuna DTaP (difteria, tétanos y tos ferina) para bebés a los dos, cuatro y seis meses, y nuevamente a los 15 a 18 meses. Los niños de cuatro a seis años de edad deben recibir una vacuna de refuerzo.

La vacuna es completamente segura y la mayoría de las personas que la reciben no tienen ningún problema.

Los efectos secundarios, cuando ocurren, suelen ser leves y no afectan las actividades diarias.