Donald Trump y Miguel Díaz-Canel
Donald Trump y Miguel Díaz-Canel

En medio de la creciente presión internacional contra la dictadura de Nicolás Maduro, este lunes Estados Unidos anunció el endurecimiento del embargo comercial al régimen de Cuba, principal aliado del chavismo.

Durante una conferencia telefónica, de la que participó Infobae, una alta funcionaria del Departamento de Estado aseguró que la medida fue tomada como consecuencia de las más de seis décadas de "represión" y "violación a los derechos humanos" por parte del régimen castrista; así como su férreo apoyo a la dictadura venezolana, que ha llevado al país a la peor crisis humanitaria de su historia registrando millones de refugiados.

"Estados Unidos está comprometido a promover los derechos humanos, la democracia y el estado de derecho en Cuba. La política de este gobierno hacia Cuba en particular ha sido especialmente clara en su enfoque en mejorar los derechos humanos, fomentar el imperio de la ley, fomentar el libre mercado y la libre empresa y, por supuesto, promover la democracia y la libertad en Cuba", indicó la funcionaria norteamericana, quien remarcó que Washington está sumamente preocupado "por los continuos abusos contra los derechos humanos" en la isla.

"El régimen continúa privando al pueblo cubano de libertades fundamentales, incluida la libertad de expresión, la prensa y la reunión. Se ha demostrado una y otra vez que está dispuesto a usar la fuerza para silenciar la disidencia. Las ONG de renombre han informado que más de cien presos políticos están tras las rejas, y más recientemente vimos al régimen en acción en la violenta represión contra las figuras de la oposición que tuvo lugar antes del 24 de febrero, el llamado referéndum constitucional", agregó.

Asimismo, hizo referencia a las estrechas relaciones que mantiene Cuba con Rusia y China, y sostuvo que el régimen castrista "ha desestabilizado a Venezuela": "Esto ha llevado a flujos masivos de refugiados y, por supuesto, a amenazas para la salud pública".

El régimen cubano tiene una gran influencia sobre la dictadura venezolana de Maduro (Ernesto Mastrascusa/Pool via Reuters)
El régimen cubano tiene una gran influencia sobre la dictadura venezolana de Maduro (Ernesto Mastrascusa/Pool via Reuters)

"El papel de Cuba en la usurpación de la democracia y el fomento de la represión en Venezuela es claro. Por eso, Estados Unidos seguirá endureciendo las restricciones financieras a servicios militares y de inteligencia de Cuba", advirtió, más temprano, en su cuenta de Twitter el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Bolton.

El senador republicano Marco Rubio, por su parte, había adelantado horas antes que "la justicia llegará pronto" contra el castrismo a raíz del "sufrimiento en Venezuela" como "resultado directo del apoyo que Maduro recibe del régimen de Cuba".

"Durante 60 años han forzado a millones a exiliarse, a desestabilizar a sus vecinos, a dar refugio a los delincuentes y han hecho que millones de personas sean traficadas en propiedades robadas", denunció.

La funcionaria brindó esta conferencia minutos después de que el secretario de Estado, Mike Pompeo, anunciara que mantendrá suspendido durante un mes más el título III de la Ley Helms-Burton, sancionada en 1996. Desde su creación ha sido suspendida por todos los gobiernos de EEUU cada seis meses.

El presidente Donald Trump, no obstante, encendió las alarmas en enero pasado -cuando tocaba renovar esa cancelación- al suspender la provisión solo durante 45 días.

EEUU condenó la represión y persecución del régimen castrista
EEUU condenó la represión y persecución del régimen castrista

De esta manera, la actual suspensión será por 30 días y expirará el día 17 de abril, según detalló el Departamento de Estado.

Esta medida impide a los cubano-estadounidenses reclamar ante cortes de Estados Unidos propiedades que les fueron expropiadas tras las Revolución cubana. Pero, aclaró Pompeo en su comunicado, sí se podrán interponer demandas contra las compañías que se encuentran en la "lista negra" del gobierno norteamericano.

"Con esta decisión, Estados Unidos abre un camino de reparación para los reclamantes de los Estados Unidos cuyas propiedades fueron ilegalmente e injustamente incautadas por el régimen. Debemos recordar que después de que Fidel Castro tomó el poder, confiscó la propiedad privada de miles de personas y empresas privadas sin ninguna compensación. Y hasta la fecha, realmente no ha habido justicia por este robo", dijo la funcionaria del Departamento de Estado, quien reconoció que estas acciones conducirán a una "transición democrática" en la isla.

En esa "lista negra" de EE.UU. figuran entidades que están "bajo el control" de la inteligencia cubana, de las Fuerzas Armadas o efectivos de seguridad, así como el personal que establece "transacciones financieras directas" que podrían dañar al pueblo cubano. Estas entidades "son las responsables directas de la represión del pueblo cubano", subrayó la funcionaria norteamericana.

También aparecen instituciones como el Ministerio cubano de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y el Ministerio del Interior; así como gran cantidad de hoteles, como la cadena cubana de establecimientos turísticos Gaviota y establecimientos de ese grupo, como el Meliá Marina Varadero.

Los grupos hoteles Iberostar y Meliá, de origen español, y el gigante del tabaco británico Imperial Brands, son algunos de los principales inversionistas en Cuba. También se destaca el fabricante de bebidas francés Pernod-Ricard, que elabora el ron Havana Club con un destilador estatal cubano. Sin embargo, el Departamento de Estado aclaró que el endurecimiento del embargo "no pretende afectar a las empresas europeas que actualmente hacen negocios en Cuba".

El secretario de Estado de EEUU Mike Pompeo
El secretario de Estado de EEUU Mike Pompeo

"No se puede demandar a un socio europeo o japonés en una empresa conjunta".

"En los próximos días, continuaremos monitoreando el impacto de la suspensión con una excepción y evaluaremos qué medidas adicionales pueden ser necesarias para los intereses nacionales de los Estados Unidos y para acelerar la democracia y apoyar los esfuerzos del pueblo cubano", apuntó la funcionaria.

Desde su llegada a la Casa Blanca, Trump se ha mostrado en contra del deshielo con Cuba que inició su antecesor, Barack Obama. Incluso en las últimas semanas advirtió que Washington podría incluir a La Habana en la lista de países patrocinadores del terrorismo, de la que la isla salió en 2015.

En estos dos años, el presidente norteamericano ha restringido los viajes a Cuba, ha reducido su personal diplomático y ha endurecido el embargo con más sanciones a los hoteles de la isla.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: