(Video: Telemundo 51 – Miami)

La policía de Miami Springs detuvo a una mujer tras haber robado unos  relojes con un valor total de USD 108.000 que pertenecían a su cita, Ramón Díaz, de 46 años, a quién conoció en un club nocturno.

La mujer había introducido los relojes dentro de su cavidad vaginal (Foto: Especial)
La mujer había introducido los relojes dentro de su cavidad vaginal (Foto: Especial)

Delajurea Brookens, de 29 años, quien residía al noreste de Miami-Dade, se reunió con el empresario de Orlando, el martes por la noche en el popular club nocturno llamado Mango, en Ocean Drive, en Miami Beach, según notificaron los oficiales.

Tras pasar la velada, la pareja terminó en el hotel Clarion Suites, unas 12 millas al este (aproximadamente 19 kilómetros de distancia). Cuando Díaz, se tomaba un baño para refrescarse, ella aprovechó para irse, pero cuando el empresario regresó al cuarto de hotel, notó que su bolsa de Whisky Crown Royal, en la que guardaba los relojes, había desaparecido.

Orlando se percató que Brookens se había fugado y antes de que se pudiera subir al taxi que había parado, Díaz la alcanzó, vio la bolsa de Whisky dentro de su bolsa de mano y le exigió que se los devolviera.

Pero la mujer la golpeó en la cabeza con un objeto y "Díaz quedó aturdido y cayó al suelo", según reportó la policía al Miami Herald.  Un empleado del hotel al ver el altercado llamó a la policía.

Tras recorrer el área, los agentes encontraron a Brookens, por un tatuaje que tiene en el brazo izquierdo que dice "puta", en un callejón cercano a una tienda de uniformes llamado Tally Ho Tailors en 5391 NW 36th St.

La mujer tendrá una nueva audiencia el 7 de febrero (Foto: Captura de Pantalla de Video Daily Mail)
La mujer tendrá una nueva audiencia el 7 de febrero (Foto: Captura de Pantalla de Video Daily Mail)

La policía volvió a registrar el cuarto de hotel donde se hospedaba Díaz antes, pero no encontró ni la bolsa ni los relojes que contenía.

Una cosa llamó la atención de los oficiales, ya que cuando la detuvieron registraron la bolsa y sólo encontraron el saco de terciopelo, pero no pudieron hallar más que un modelo, el Hublot de USD 22.000.

Pero las otras joyas no aparecieron en el momento hasta que fue llevada detenida. Cuando estaban intentando someterla ella les escupió, intentó golpearlos, pateó las ventanas y mordió a los oficiales, según la policía.

Al llegar a la comisaría y hacer el registro, los relojes aparecieron en un cateo en el que encontraron los objetos dentro de Brookens, en su cavidad vaginal.

"Cuatro relojes Rolex que se encontraron en la cavidad vaginal de Delajurea Brookens".

El paquete incluía un modelo Daytona de platino que cuesta más de USD 60.000 y otro con un borde de diamante.

Brokens fue acusada por hurto mayor, por resistirse a la detención de un oficial usando la violencia, por posesión de cocaína y una agresión, además de tener cargos por prostitución.

También había sido acusada al cometer un delito criminal en el que le hizo una travesura a unos policías al orinar el piso de su celda. Pero fue liberada al pagar una fianza de $22,000. A la acusada se le programó una audiencia para el 7 de febrero.

El jefe de la policía de Miami Springs, Armando Guzmán, señaló que estos crímenes son usuales. "Estas personas son muy buenas para atacar a las víctimas, especialmente a los empresarios de fuera de la ciudad".