Las gatitas viven en una zona lujosa de California (Foto: Captura Youtube)
Las gatitas viven en una zona lujosa de California (Foto: Captura Youtube)

David Callisch es el propietario de una lujosa vivienda que se encuentra ubicada en la zona exclusiva de Silicon Valley, en San José California. Ahí le renta una habitación a dos inqIulinas que él mismo ha descrito como "perfectas".

"No toman alcohol. No fuman y tampoco ponen música a todo volumen", dijo Callish al canal de noticias ABC7.

Además, son muy puntuales con sus pagos ya que cada mes depositan su renta de USD $1,500, lo que les permite vivir con todas las comodidades en un estudio de 425 pies cuadrados.

Bueno, mejor dicho, alguien más paga la renta por ellas… ya que en realidad las inquilinas son un par de gatitas.

En la casa de Callisch, Louise y Tina viven en un espacio adecuado para sus necesidades. En la habitación donde viven tienen un árbol especial para gatos y múltiples latas de comida, además de un Apple TV y un baño con ducha.

"Es peculiar, ¿no? Nunca estuvo entre mis planes que esto sucediera", dijo Callisch a los medios locales. "La gente ama a sus mascotas, son parte de su familia, así que solamente quería ayudar a un amigo", confesó.

Las mininas rentan un cuarto por 1.500 dólares (Foto: Captura/ Cortesía YouTube)
Las mininas rentan un cuarto por 1.500 dólares (Foto: Captura/ Cortesía YouTube)

Su amigo es Troy Good, un hombre de 43 años cuya hija es la actual dueña de las gatitas. Victoria Amith, de 18 años, acababa de entrar a la universidad y no podía meter a sus mascotas en el dormitorio, por lo que decidió dejarlas en casa de su padre.

Sin embargo, las felinas no se llevaron bien con el perrito de su prometida y por esa razón el señor Good pensó en su amigo Callisch, quien originalmente iba rentar el espacio a través de la aplicación Airbnb.

"Bueno, así no tendrías que lidiar con la gente todo el tiempo. Tal vez podría meter los gatos ahí. No estoy lejos y podría ir a visitarlos de vez en cuando, ¿no crees?", le dijo Troy Good a su amigo el día que le hizo la extraña propuesta.

A pesar de lo curioso y divertido de la historia, algunos usuarios se quejaron por la desigualdad que impera en Silicon Valley, "un lugar donde miles de personas duermen en las calles cada noche mientras alguien alquila un estudio por 1,500 dólares al mes para un par de gatos", escribió uno de los internautas.

"Si bien esta historia es divertida, realmente resalta la tremenda inequidad en Silicon Valley", dijo Jennifer Loving, directora general de Destination Home, una organización que trabaja para acabar con la falta de vivienda en el condado de Santa Clara. "Tenemos miles de personas en nuestras calles, y estamos pagando para asegurarnos de que nuestros gatos tengan un lugar donde vivir".