(Grosby)
(Grosby)

El índice de precios del consumo (IPC) en Estados Unidos bajó en diciembre un 0,1 %, con lo que la inflación anual se ubicó en el 1,9 %, informó este viernes el Gobierno.

En 2017, la inflación en Estados Unidos cerró en el 2,1 %.

La inflación subyacente, que excluye los productos de precios más volátiles como energía y alimentos, se mantuvo sin cambios y cerró el año en el 2,2 %.

El descenso en los precios en diciembre supone el primero en nueve meses. Los precios de la energía bajaron un 3,5 %, arrastrados por la caída del 7,5 % en la gasolina, mientras que los de los alimentos subieron un 0,4 %.

Con el dato del último mes del año, la inflación ofrece un respiro a la Reserva Federal para avanzar con más cautela en su ritmo de ajuste monetario.

En otro orden, la semana pasada se dio el dato de la creación de empleo. Trepó en diciembre a su nivel más alto desde febrero, pese a lo cual la tasa de desocupación creció debido a que más trabajadores se lanzaron al mercado.

La economía de Estados Unidos creó 312.000 nuevos empleos, la cifra más alta en 10 meses. Sin embargo, la tasa de desempleo se ubicó en diciembre en 3,9% desde 3,7% el mes anterior, por un aumento en la participación en el mercado laboral, informó la secretaría de Trabajo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: