La estatura de James Marion Sims, al ser removida (AFP)
La estatura de James Marion Sims, al ser removida (AFP)

James Marion Sims es considerado el padre de la ginecología moderna. Su estatua en el Central Park de Nueva York, justo enfrente de la Academia de Medicina, fue inaugurada en un acto con gran pompa en 1894.

Este martes, algunas mujeres se abrazaron y lloraron de emoción cuando la pieza de bronce fue bajada de su pedestal para ser removida de ese sitio de honor para siempre.

James Marion Sims
James Marion Sims

La estatua de Sims es la primera en ser removida de los espacios públicos de Nueva York después de la polémica que irrumpió el año pasado en el sur del país por la vigencia de estatuas y símbolos racistas de los años de la Confederación. El punto culminante fue cuando un automóvil arremetió contra una manifestación antirracista en Charlottesville, Virginia, mató a una mujer y dejó varios heridos.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, ordenó entonces una revisión del inventario de los monumentos de la ciudad y este lunes, la Comisión de Diseño Público votó por unanimidad la remoción de la estatua de Sims.

¿Por qué?

(AFP)
(AFP)

El doctor Sims logró sus avances tras cruentos experimentos en los cuerpos de mujeres esclavas negras.

Él mismo contó en su autobiografía el padecimiento de una esclava llamada Lucy, que aguantó sobre sus manos y rodillas sobre una tabla durante una hora mientras Sims trataba de reparar un orificio entre su vejiga y su vagina sin utilizar anestesia.  Lucy sufrió una infección en la sangre cuando Sims trató de utilizar un catéter construido a partir de una esponja, lo que él admitió luego que había sido bastante "estúpido" de su parte.

Mujeres celebran la remoción de la estatua de Sims (AFP)
Mujeres celebran la remoción de la estatua de Sims (AFP)

"La agonía de Lucy fue extrema", escribió Sims en su autobiografía de 1884. "Pensé que iba a morir". Pero como recuerda The Washington Post, Lucy no murió, pero ella y al menos otras seis mujeres esclavas soportaron durante años cirugías experimentales en sus cuerpos hasta que Sims logró la cura de la llamada fístula vesico-vaginal, un orificio que se desarrolla durante el parto y que genera fuertes dolores y problemas para controlar la orina. Con ella  se ganó el mote de "padre de la ginecología moderna". Aunque todavía le faltaba terminar de desarrollar su invento más conocido: el espéculo vaginal.

(AFP)
(AFP)

En los últimos años, sin embargo, su imagen de héroe de la medicina comenzó a quedar en las sombras por el activismo de los grupos que empezaron a difundir los métodos que utilizaba.

Entre 1845 y 1849, cuenta Sims en su autobiografía, realizó sus experimentos en "un pequeño hospital de ocho camas para cuidar a pacientes negros" que había montado en el patio trasero de su residencia de Montgomery, Alabama, uno de los estados sureños donde la esclavitud y la segregación racial eran ley en la vida cotidiana del siglo XIX.

(AFP)
(AFP)

En agosto pasado, el pedestal de su estatua fue vandalizado con la palabra "RACISTA". Y la propia Academia de Medicina, que un siglo atrás lo había distinguido e invitado a dar conferencias, terminó accediendo a que la estatua fuese removida.

(AFP)
(AFP)

La pieza de bronce con la imagen de Sims será vuelta a montar sobre un pedestal más pequeño junto a su tumba en el cementerio Green-Wood de Brooklyn. Al lado de esta, la Comisión de Arte y Monumentos urbanos solicitó que se coloque una placa que recuerde su "legado de la experimentación médica sin consenso sobre mujeres negras" y que "honre el sacrificio de las mujeres cuyos cuerpos fueron utilizados en el nombre del avance de la ciencia". La placa tendrá el nombre de tres de ellas: Lucy, Anarcha y Betsey.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: