El presidente Donald Trump presumió este lunes de los beneficios de su reforma fiscal y de su esfuerzo para reducir las regulaciones que encorsetan la actividad empresarial en Estados Unidos durante una mesa redonda con emprendedores latinos en Hialeah (Florida).

Esta política, más la reforma fiscal, la primera gran victoria legislativa del magnate desde que llegó a la Casa Blanca y que incluye una notable rebaja del impuesto de sociedades, que pasa del 35% al 21%, se ha traducido en que numerosas "empresas están regresando" a Estados Unidos tras localizar sus plantas en el extranjero.

Pero insistió en que la mayor reforma fiscal del país en tres décadas, que aprobó en diciembre pasado, también beneficia a los empleados y las familias, primero con una declaración de impuestos "simple" el año que viene y que les reportará más dinero y después con nuevos puestos de trabajo.

"Se han creado tres millones de nuevos empleos desde el bonito día de las elecciones (en noviembre de 2016)", destacó Trump sobre el dinero extra que las compañías tienen ahora y que pueden destinar a la contratación de personal.

Pero no queda ahí, indicó, pues numerosas grandes empresas han destinado el recorte fiscal a premiar con "bonus a sus empleados".

Varios empresarios locales agradecieron al presidente por su “liderazgo”, y dijeron que los recortes fiscales les han permitido comprar nuevo equipamiento y contratar nuevos empleados
Varios empresarios locales agradecieron al presidente por su “liderazgo”, y dijeron que los recortes fiscales les han permitido comprar nuevo equipamiento y contratar nuevos empleados

Todo gracias a que Estados Unidos ha pasado desde que llegó al poder en enero de 2017 de ser uno de los países con uno de los tributos empresariales más altos del mundo a estar en el "lado de los más bajos".

Con todo ello, pronosticó, la economía de Estados Unido afronta su "mayor expansión en años" y eso se materializará en la creación de trabajos y subidas salariales.

"Por primera vez en 18 años los salarios están subiendo", subrayó sobre una Administración enfocada en el "éxito de las compañías y las personas".

La mesa redonda se celebró en Hialeah, que, según el Censo, es la número uno en todo el país en porcentaje de habitantes hispanos (95,64%) y, por consiguiente, donde un mayor porcentaje de vecinos habla español (92,25%).

Trump advirtió a los votantes, de cara a las elecciones legislativas de noviembre próximo, que los demócratas quieren no solo acabar con esta bajada de impuestos sino incrementarlos, lo que podría suponer un revés ahora que el “país comienza a levantarse”
Trump advirtió a los votantes, de cara a las elecciones legislativas de noviembre próximo, que los demócratas quieren no solo acabar con esta bajada de impuestos sino incrementarlos, lo que podría suponer un revés ahora que el “país comienza a levantarse”

El mandatario dijo estar "muy orgulloso" de la tasa de desempleo entre los hispanos (5,1% en abril, tras subir dos décimas con respecto al mes anterior) y afroamericanos (6,9%), en registros históricamente bajos, así como entre las mujeres (4%), con cifras, según dijo, "no vistas en 18 años".

Al encuentro asistieron además el asesor de seguridad nacional John Bolton, los secretarios del Tesoro, Steven Mnuchin, y de Trabajo, Alex Acosta, así como el senador republicano por Florida Marco Rubio y el representante Mario Díaz-Balart.

Rubio aseguró que la reforma tributaria se creó pensando en los trabajadores, en su dignidad, y en las familias, que gracias a esta iniciativa tendrán más “dinero en sus bolsillos”.

Opinan lo contrario desde del Partido Demócrata, que en boca del vocero del Comité Nacional, Francisco Pelayo, dijo hoy que la reforma tributaria "beneficia a los millonarios" de Florida "a expensas" de la clase media y que la mayoría de los pequeños negocios latinos no recibirán "ningún beneficio" fiscal.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: