El presidente estadounidense Donald Trump (AP)
El presidente estadounidense Donald Trump (AP)

El Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés), el beneficio migratorio que el gobierno de Estados Unidos eliminó este lunes para Nicaragua, es un permiso extraordinario que ampara a miles de ciudadanos afectados por conflictos bélicos o desastres naturales de ser deportados a sus países de origen.

El programa fue creado en 1990 y protege a 439.625 personas de 13 países diferentes que residían en Estados Unidos -con o sin papeles- en el momento en que sus países recibieron la designación.

El TPS otorga dos beneficios:

1. Amparo temporal de la deportación.

2. Un permiso de trabajo que permite a los beneficiarios tramitar una licencia de manejar válida por el tiempo del amparo de la deportación.

Si bien el estatus fue concebido como una solución temporal, fue renovado durante los gobiernos de George W. Bush y Barack Obama por temor de que esos países no pudieran acoger a tanta gente.

¿Cuáles son los países mayormente beneficiados por el TPS y hasta cuándo dura la protección?

La mayor parte de los beneficiarios del TPS son ciudadanos de Nicaragua, Honduras, El Salvador, Haití.

Nicaragua y Honduras obtuvieron el TPS en 1999 debido a los destrozos causados por el huracán Mitch un año antes; El Salvador ingresó en 2001, tras los terremotos de enero y febrero del mismo año, mientras los ciudadanos de Haití recibieron protección después del terremoto de 2010.

El Salvador es el país con más ciudadanos amparados por el beneficio: 263.282, según datos de la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración estadounidense.

En segundo lugar está Honduras, con 86.163 beneficiarios; sigue Haiti, con 60.000 personas protegidas y finalmente los 5.349 nicaragüenses que perderán la protección a partir de enero de 2018.

Según dijo el lunes la secretaria interina de Seguridad Nacional, Elaine Duke, Nicaragua no solicitó una extensión del TPS, mientras Honduras y El Salvador han cabildeado intensamente a favor de extenderlo.

Para Honduras el TPS se extendió automáticamente seis meses, hasta julio de 2018, mientras para El Salvador, el beneficio terminará en 9 de marzo de 2018. Aún se sabe si será prorrogado o no.

Para los haitianos, que ya tuvieron una extensión de solo seis meses y no los 18 habituales desde el devastador terremoto de 2010, el programa vence el 22 de enero de 2018.

¿Cuáles son los otros países que se benefician del programa?

Otros 9 países de África y Asia que se benefician del programa. Son:

Guinea: 1,009 beneficiarios
Liberia: 2,313 beneficiarios
Nepal: 12,967 beneficiarios
Sierra Leona: 1,255 beneficiarios
Somalia: 497 beneficiarios
Sudán: 1,039 beneficiarios
Sudán del Sur: 49 beneficiarios
Siria: 6,177 beneficiarios
Yemen: 819 beneficiarios

El gobierno de Trump, sin embargo, ya eliminó la protección para Sudán.

¿Tras la decisión sobre Nicaragua, todos los TPS serán eliminados?

Elaine Duke dijo que el beneficio ya no es necesario en Nicaragua, pero no se sabe si el Departamento de Seguridad Nacional evaluará lo mismo para los otros países.

¿Los indocumentados que pierdan la protección del TPS serán deportados?

No se sabe, ya que no hay antecedentes. Lo cierto es que los partidarios de extender el TPS alegan que su eliminación afectará la vida de familias plenamente integradas a la sociedad estadounidense aun cuando sus países natales continúan complicados.

¿Qué soluciones hay frente a una eventual cancelación de todos los TPS?

Ante la posibilidad que la eliminación del TPS se extienda a El Salvador, Honudras y Haiti, varios proyectos de ley buscan conceder la residencia permanente a los ciudadanos de esos países con TPS.

Un grupo de representantes demócratas de Nueva York y California presentó la semana pasada una propuesta según la cual aquellos beneficiarios de TPS durante más de tres años podrían optar a la naturalización sin salir del país.

Una propuesta similar fue presentada por cuatro legisladores del sur de Florida la semana pasada.

LEA MÁS: