Quién es el "ángel de la guarda" de Las Vegas cuya foto recorrió (y conmovió) al mundo

Matthew Cobos intenta consolar a una mujer herida durante el concierto en Las Vegas, que terminó en una masacre (Getty Images)
Matthew Cobos intenta consolar a una mujer herida durante el concierto en Las Vegas, que terminó en una masacre (Getty Images)

Escuchó las detonaciones y de inmediato supo de qué se trataba. Estaba acostumbrado a escucharlas pero en otro contexto. En un contexto mucho más hostil y preparado para ello: el campo de batalla. Matthew Cobos es el hombre cuya fotografía confortando a una de las víctimas de la masacre de Las Vegas recorrió (y conmovió) al mundo.

Detalle de cómo Matthew Cobos intenta consolar a la mujer herida durante la masacre de Las Vegas (Getty)
Detalle de cómo Matthew Cobos intenta consolar a la mujer herida durante la masacre de Las Vegas (Getty)

De formación militar, Cobos se enroló en el cuerpo de marines para servir a los Estados Unidos. Y durante la matanza hecha por Stephen Paddock resultó uno de esos héroes anónimos, esos ángeles guardianes, que salvan vidas.

Matthew Cobos con su uniforme. Durante varios días -hasta ser identificado- fue llamado “el ángel guardián de las víctimas”
Matthew Cobos con su uniforme. Durante varios días -hasta ser identificado- fue llamado “el ángel guardián de las víctimas”

David Becker, el fotógrafo de la agencia Getty, contó que Cobos no dudó en ser el escudo humano de la mujer con la que se lo ve. Además de protegerla mientras yace herida en el suelo, el marine parece hablarle para consolarla. Luego, según relató el reportero gráfico, el militar la llevó a resguardo y regresó para seguir salvando vidas.

Matthew Cobos les relató a sus amigos que cuando regresó a ayudar a más gente veía y escuchaba las balas que golpeaban a su alrededor. Eso no lo asustó y continuó con su inesperada misión
Matthew Cobos les relató a sus amigos que cuando regresó a ayudar a más gente veía y escuchaba las balas que golpeaban a su alrededor. Eso no lo asustó y continuó con su inesperada misión
infobae-image

"Una vez que Cobos llevó a la mujer a resguardo, volvió corriendo a la zona de peligro para ayudar a otros que estaban heridos. Utilizó su cinturón como torniquete para frenar la hemorragia de alguno de los heridos y hasta puso sus dedos en las heridas de balas de algunos que habían sido alcanzados por las balas", contó Becker.

Cobos luego le contaría a sus amigos que cuando regresó a la imprevista "zona de guerra" veía y escuchaba cómo las balas golpeaban alrededor de él. Sin embargo, no se acobardó y continuó su marcha para salvar vidas.

LEA MÁS:

La masacre que no fue: el otro festival que Stephen Paddock tuvo en la mira una semana antes en Las Vegas

Room service a un asesino: el pedido de Stephen Paddock antes de la masacre que desconcierta a los investigadores

MÁS TEMAS:

Por sugerencia de una de las madres, se tomaron la foto de bodas más escandalosa de la historia

La prensa peruana denuncia que el partido ante Argentina está arreglado