Las ambulancias asisten a los 28 lesionados; 20 debieron se hospitalizados (@JackAcostaKENS5 )
Las ambulancias asisten a los 28 lesionados; 20 debieron se hospitalizados (@JackAcostaKENS5 )

En un aparente caso de tráfico de personas, nueve personas fueron encontradas muertas en la noche del sábado dentro del acoplado de un camión en Texas, Estados Unidos, y otras 31 resultaron heridas. Este lunes, las autoridades federales aumentaron a 10 la cifra de muertos, luego de que dos personas fallezcan en el hospital donde estaban siendo tratados.

El jefe de la policía de San Antonio, William McManus, y el jefe de bomberos Charles Hood, señalaron a la presa local que 17 de los sobrevivientes debieron ser hospitalizados, mientras que los restantes 13 sólo presentaban leves casos de deshidratación.

En tanto dos de los fallecidos eran niños, confirmaron luego las autoridades según la cadena KENS 5.

"Llegamos al lugar y encontramos ocho personas muertas en el trailer", dijo McManus, que calificó la situación de "horrible". El camión estaba abandonado en el estacionamiento de un Walmart de la ciudad que se encuentra a 200 kilómetros de la frontera con México.

Según una filmación del sistema de seguridad de la tienda, algunos vehículos habían llegado antes al lugar para llevarse a un cierto número de personas transportadas en el camión.

Al menos 29 agentes de seguridad y paramédicos acudieron al lugar, además de dos helicópteros sanitarios. También se notificó a la agencia de Inmigración y aduanas, que envío personal para corroborar el estatus migratorio de las personas encontradas.

La policía había sido alertada del hecho luego de que uno de los heridos leves del grupo de 36 personas se acercara a un empleado de Walmart para pedir agua.

"Estamos frente a un crimen de tráfico de personas esta noche", dijo McManus, quien además confirmó que el conductor está bajo custodia.

No estaba claro cuántas personas abandonaron el acoplado por sus medios antes de que llegaran las fuerzas de seguridad.

Por la tarde del sábado la temperatura en San Antonio había alcanzado los 38 grados centígrados y sólo después de las 10:00 pm, hora local, bajó a 32. El camión no tenía aire acondicionado.

En estas condiciones las muertes entre quienes viajan ilegalmente desde México a los Estados Unidos son recurrentes. En 2003 19 migrantes fallecieron por el calor agobiante mientras se trasladaban a la ciudad de Houston. El conductor, que se negó dejar salir a las personas a pesar de sus gritos desesperados, recibió una condena de 34 años a prisión.

Con información de AFP y AP

LEA MÁS