Christian Romero, el futbolista que libró una batalla con un tumor cerebral sin apoyo del Atlante

El ex jugador del Atlante vivió un oscuro episodio en su vida cuando su equipo no quería hacerse cargo de los gastos de una cirugía que casi le cuesta la vida

Christian Romero fue diagnosticado con un tumor cerebral hace 15 años  (Foto: Facebook@chrisromero24)
Christian Romero fue diagnosticado con un tumor cerebral hace 15 años (Foto: Facebook@chrisromero24)

El ex futbolista del Atlante, Christian Romero quien debutó en el máximo circuito en 2006, vivió uno de los momentos más difíciles de su vida cuando fue diagnosticado con un tumor cerebral y su equipo se deslindó de los gastos médicos.

El mediocampista vio minutos en la primera división del futbol mexicano de la mano de René Isidoro García,, al entrar de cambio por Eduardo Rergis al minuto 59 de un partido contra el Santos en el estadio Neza 86. Sin embargo, Isidoro García abandonó el banquillo azulgrana y para el torneo Clausura 2007 llegó José Guadalupe Cruz quien envió a Chiristian Romero a la filial Pegaso Real Colima de la entonces Primera A.

“Pepe Cruz me mandó a la filial de Primera A que estaba en Colima y estando allá, como a los dos o tres meses, comencé a sentirme muy mal, con dolores de cabeza a diario, todo el tiempo. Siendo chavo creía que no me pasaba nada, en los entrenamientos me acercaba al doctor para decirle de mi problema y me decía que era migraña. Como a las tres semanas se me empezó a cerrar el ojo y no lo podía mover”, platicó Romero al Werevertumorro en el podcast Muy Fuera de Lugar.

Romero aseguró que todo inició con malestares que parecían ser normales y por ello pensó que no era de gravedad, nunca imaginó el oscuro capítulo que estaba por vivir. Su estado de salud fue empeorando de manera considerable hasta que tuvo que someterse a estudios para encontrar la causa de sus malestares:

Cristian Romero solo disputó un partido en la Primera División (Foto: Facebook@chrisromero24)
Cristian Romero solo disputó un partido en la Primera División (Foto: Facebook@chrisromero24)

“Un día me vieron tan mal que me prohibieron entrenar, además de mi problema en el ojo y los dolores de cabeza, perdí peso. Me mandaron a hacerme una tomografía y encontraron mucho líquido en el cerebro, me dijeron que era necesaria una operación urgente y fue que volví a la CDMX para eso porque aquí están los mejores hospitales”, recordó.

El ex futbolista quería que se aplicara el seguro médico, pero el club colimense no aceptó y argumentó que el equipo dueño de su carta, era el Atlante y debía hacerse responsable de dichos gastos.

“En aquel momento llamé a Colima para informar al equipo mi situación y reclamar el seguro. Todos los jugadores deben tener un seguro médico pagado por el club, pero me dijeron que eso debía resolverlo con Atlante porque pertenecía a ellos. Me comunico al Atlante y me dicen que no renovaron mi seguro, que ni modo, que no había nada que hacer (...) Poquito después fue que me dijeron en el hospital que lo mío era un tumor cerebral que obstruía el paso del líquido y me lo tenían que sacar”.

“Yo para ese momento estaba totalmente sedado, no podía más. Mis papás eran los que peleaban con Atlante el tema del seguro y fue muy desgastante, de puro hospital fueron como 150 mil pesos en aquel momento, te hablo de hace 15 años (...) Antes de entrar a quirófano me dijeron que no volvería a jugar futbol, incluso había la posibilidad de no salir de la operación. Literalmente me abrieron el cerebro porque el tumor estaba atrás del ojo”, expuso.

El Atlante se hixo cargo de los gastos médicos de Romero tras varios meses de presión (Foto: Facebook@chrisromero24)
El Atlante se hixo cargo de los gastos médicos de Romero tras varios meses de presión (Foto: Facebook@chrisromero24)

Finalmente y tras mucha presión por parte de la familia del jugador, el club azulgrana pagó la mayor parte de los gastos médicos pero no fue hasta meses después de la cirugía que le salvó la vida a Christian para contarlo como un episodio más en su vida.

“En un principio Atlante se mantuvo con el hecho de que no renovaron el seguro, creyeron que mis papás no iban a hacer nada, pero les respondieron que iban a demandar y sacar el tema con la prensa. El club fue entonces que pidió facturar lo más posible para hacerme el reembolso, pero pasaron varios meses. Al final sí me regresaron lo facturado, aunque no fue todo lo que se gastó en mi cirugía”, dijo.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR