La estrategia de los enfermeros que cuidan a Carlos Bilardo para que no vea los homenajes a Diego Maradona

El entrenador que fue campeón del mundo con la Selección sigue sin saber que el astro argentino murió en noviembre de 2020. Para cuidar su salud, tampoco se le informaron los fallecimientos de Alejandro Sabella y el Tata Brown

En la imagen, Carlos Bilardo, entrenador campeón del mundo con Argentina en México 1986 (EFE)
En la imagen, Carlos Bilardo, entrenador campeón del mundo con Argentina en México 1986 (EFE)

Carlos Salvador Bilardo tiene 83 años y en 2017 fue diagnosticado con una enfermedad degenerativa conocida como síndrome de Hakim-Adams, por lo que su estado de salud es delicado y su familia intenta protegerlo de cualquier tipo de disgusto que pueda afectarlo. Es por eso que han decidido ocultarle cierta información delicada como la muerte de Diego Armando Maradona.

El ex entrenador de la selección argentina que junto al Diez fue campeón del Mundial de 1986 vive tranquilo en la comodidad de su casa y bajo el cuidado de un grupo de especialistas que trabajan para que sus días sean lo más placentero posible. Ellos son los encargados de cumplir con la orden de su familia de evitar que noticias desagradables lleguen a sus oídos. Por eso han armado una especie de operativo para evitar cualquier filtración, según contó Jorge, su hermano.

En diálogo con el programa Resumen Deportivo en Radio República, Jorge dio detalles de cómo cuidan del Doctor: “Todavía no sabe que murió Diego, le cambiamos el canal, lo distraemos, le decimos en otro canal se ve mejor. Ya los enfermeros están cancheros, le dicen ‘pará, Carlos que lo vemos en otro canal’”.

Es que Bilardo no quiere perderse ningún partido y menos de la Selección, por eso tuvieron un cuidado especial el lunes cuando la Albiceleste enfrentó a Chile por la primera jornada del Grupo A de la Copa América: “Esperaron hasta que terminó el homenaje (para ponerle el canal correcto)”. Además, Jorge explicó que son varios los fallecimientos que desconoce: “No sabe ni la muerte del Tata (Brown), (Alejandro) Sabella ni Malbernat (ex compañero suyo en Estudiantes de La Plata). Y cuando pregunta sobre Diego ‘te pregunta, te dice ‘¿a dónde está el 10?’. Qué sé yo, debe estar por ahí tirado, en Europa y le cambiamos la conversación”.

A su vez, Jorge relató que Carlos observa con atención los partidos de la Argentina pero se guarda las críticas. También, dio detalles de cómo es su día a día: “Se levanta a las nueve, desayuna, tiene dos enfermeros, uno a la mañana y el otro a la tarde, siempre va alguien a visitarlo: Lemme, Ruggeri, Burruchaga. Al mediodía come, siestita, ve algún partido a la tarde, lo visitan los nietos, la señora, la hija, ve alguna película y tipo 12hs de la noche se va a dormir, una vida normal. Anda bien, como se vio en la foto, mejorando, ya tiene las dos dosis de la vacuna (contera el coronavirus)”.

La última foto que se conoce de Carlos Salvador Bilardo junto a Miguel Ángel Lemme (Twitter: @GrassoWalter)
La última foto que se conoce de Carlos Salvador Bilardo junto a Miguel Ángel Lemme (Twitter: @GrassoWalter)

La foto a la que hizo alusión es a la que se publicó en mayo que lo muestra con buen semblante. La sonrisa del ex entrenador de la selección generó tranquilidad y alivio respecto de su actualidad, luego de una extensa internación. El Narigón había recibido entonces la visita de Miguel Ángel Lemme, quien fuera uno de los jugadores que tuvo a su cargo en aquel recordado Estudiantes de La Plata de 1982. El actual DT pasó a verlo y se estrecharon en un abrazo que fue difundido por el periodista Walter Grasso en las redes sociales.

Bilardo fue diagnosticado en 2017 con el síndrome de Hakim-Adams, también conocida como hidrocefalia de presión normal o hidrocefalia normotensiva. A partir de ello, su condición lo llevó a tener una serie de internaciones en los últimos años. Se trata de una enfermedad neurológica poco conocida causada por un aumento de líquido cefalorraquídeo en los ventrículos o cavidades del cerebro. Al aumentar el líquido, los ventrículos aumentan de tamaño y aumenta la presión dentro del cráneo al comprimirse el tejido cerebral colindante, lo que conlleva complicaciones neurológicas.

Sus preguntas sobre Maradona no son una novedad. En mayo de este año, Lemme había contado en Super Deportivo Radio que también tuvo que evadir las consultas del ex técnico de Boca Juniors y Estudiantes: “‘¿Dónde está el 10?’ Que sé yo el loco dónde anda, dónde carajo andará este muchacho. Cada vez que aparece algo así los chicos le cambian lo que está mirando, no quieren que vea”.

Por otro lado, Lemme recordó en esa entrevista divertidos momentos que ocurren cuando lo va a visitar: “Cuando voy jugamos al dominó, yo lo cargo, le doy la vuelta olímpica alrededor de los sillones, y dice: ¡Y este, a quién le ganó! Aparte te hace trampa porque vos te descuidas un ratito, te mira las fichas y si no tiene la ganadora, la deja y agarra otra”.

SEGUIR LEYENDO: