La frase machista de una figura de la NBA que generó revuelo en las redes: luego debió salir a disculparse públicamente

Tras protagonizar una pelea en pleno partido, Jae Crowder lanzó una polémica frase para describir al juego de Elfrid Payton. Además, los Memphis Grizzlies denunciaron no tener agua caliente para bañarse

El partido entre Grizzlies y Knicks acabó en pelea por un empujón

Un clima caliente se vivió en el Madison Square Garden, en el marco de una nueva victoria de los Memphis Grizzlies por 127 a 106 en condición de visitante ante los New York Knicks.

A falta de menos de un minuto para la finalización del partido, una importante trifulca se originó en el campo de juego. El conjunto local sacó del fondo y Jae Crowder, con una rápida reacción, robó el balón y se marchó rumbo a la esquina para emitir un lanzamiento de tres puntos. En ese instante, Elfrid Payton se le acercó y lo empujó, enviándolo a la zona de los asientos.

Esta acción generó una fuerte trifulca entre varios basquetbolistas de ambos equipos, pero que los árbitros lograron disolver rápidamente para que la cuestión no pase a mayores. No obstante, Crowder y Payton, más Marcus Morris, fueron expulsados.

Jae Crowder (Memphis Grizzlies) y Marcus Morris (New York Knicks), dos de los protagonistas de la noche (Credit: Andy Marlin-USA TODAY Sports)
Jae Crowder (Memphis Grizzlies) y Marcus Morris (New York Knicks), dos de los protagonistas de la noche (Credit: Andy Marlin-USA TODAY Sports)

Luego del 127 a 106 a favor de los de Tennessee, los ánimas continuaron caldeados en la zona de los vestuarios. Payton afirmó que no se arrepentía de su accionar y sostuvo que "lo volvería a hacer otra vez, fuese quien fuese el rival", porque le parecía una falta de respeto al baloncesto lo que había hecho Crowder.

Estas fuertes palabras quedaron en un segundo plano tras las polémicas declaraciones de Morris hacia Crowder: “Creo que juega de otra manera. Tiene un montón de tendencias femeninas en la cancha, fingiendo y echando para atrás la cabeza todo el tiempo. Es blando, como una mujer. Esto es un juego de hombres y simplemente te cansas de estas cosas”.

Esta frase generó un importante repudio en las redes sociales, por lo que el ala-pívot de los Knicks debió salir a pedir disculpas por su accionar. “Pido perdón por haber utilizado la expresión tendencias femeninas. Tengo un respeto total por las mujeres y lo que significan para nosotros. Fue una respuesta provocada por la tensión del momento. Mi intención nunca fue faltar al respeto a las mujeres. Me disculpo de nuevo por mis comentarios”, escribió en su cuenta de Twitter.

Los planteles de los Memphis Grizzlies y los New York Knicks se enfrentaron sobre el final del encuentro (Credit: Andy Marlin-USA TODAY Sports)
Los planteles de los Memphis Grizzlies y los New York Knicks se enfrentaron sobre el final del encuentro (Credit: Andy Marlin-USA TODAY Sports)

Otra de las polémicas de la jornada se dio una vez finalizado el juego. Ja Morant, la joven figura de los Grizzlies y uno de los máximos candidatos a quedarse con el premio al rookie del año, declaró que no había agua caliente en el vestuario visitante del Madison Square Garden y que en sólo tres duchas salía la cantidad de agua suficiente como para bañarse, pero fría.

El pedido de los hinchas: "Vende el equipo"

A esto hay que agregarle que durante algunos tramos del partido los aficionados de los Knicks abuchearon a James Dolan (uno de los hombres fuertes de la franquicia neoyorquina) y pidieron por su salida de la institución. Los comandados por Mike Miller figuran en la anteúltima colocación de la Conferencia Este, con 36 derrotas y solamente 13 victorias. Su contrincante, por su parte, aparece en el octavo lugar en el Oeste con un registro de 24-24.

LEA MÁS EN INFOBAE DEPORTES