La tragedia del Port Said en Egipto en 2012


El primero de febrero del 2012 marcó al mundo del fútbol. Una tragedia que se llevó la vida de 74 personas y dejó más de 250 heridos dentro del estadio de la ciudad de Port Said, Egipto. Entre los sobrevivientes de aquella batalla campal, un futbolista vuelve a ser noticia, ya que pisará un terreno de juego después de aquella horrible experiencia.

El delantero brasileño Fabio Junior formará parte del Campinense a partir de la próxima temporada y con 37 años jugará el Campeonato Paraibano, después de vivir en un estado de shock que lo traumatizó durante siete años.

En aquel entonces, el jugador de 30 años integraba el equipo de Al Ahly y debió esconderse en los vestuarios del Port Said Stadium tras la invasión de los hinchas del Al-Masry, equipo que había vencido por 3-1 en esa fecha. El jugador permaneció encerrado hasta que el ejercito llegó y lo rescató.

La tragedia del Port Said en Egipto en 2012 2


Es una de las mayores tragedias de la historia del fútbol. 74 víctimas y más de 250 heridos fue el saldo que dejó la salvaje batalla entre los aficionados del club local, Al Masry, y los del equipo rival, el cairota Al Ahly, la cual estalló cuando el árbitro marcó el final del partido que habían ganado los primeros por 3 goles a 1.

Según explicó un testigo, los hinchas del Al Masry amenazaron de muerte desde el comienzo del partido a los seguidores y jugadores de rivales, y al final del encuentro se lanzaron al campo para perseguirlos. “Los ultras del Al Masry saltaron al campo a linchar a los jugadores del Al Ahly”, dijo Mustafa, y añadió que los futbolistas más hostigados fueron las principales estrellas del equipo cairota, como el portero Sherif Ekramy y el centrocampista Mohamed Abutrika.

Las fuerzas de seguridad no impidieron a los miles de hinchas locales invadir el campo al final del encuentro. Los hinchas “atacaron como una avalancha a los futbolistas e irrumpieron en la gradas reservadas a los seguidores de Al Ahly”, indicó Mustafa. El delegado de Sanidad de Port Said, Helmy Ali al Afny, señaló que la mayor parte de los fallecidos perdieron la vida por traumatismos y hemorragias, y también hubo un gran número de ingresados por caídas desde los graderíos del estadio.

“Nuestros aficionados han llegado a entrar en nuestro vestuario. Mientras, han prendido fuego. De nuestro equipo están todos bien. Yo no logré regresar al vestuario. La culpa es de los soldados, había decenas de ellos y de policías también. Desaparecieron todos, está el caos completo”, aseguraba en ese entonces el entrenador del Al Ahly, el portugués Manuel José

zzzzinte1Egyptian Al-Ahly players escape from the field as fans of Al-Masry team rush to the pit during clashes that erupted after a football match between the two teams in Port Said, 220 kms northeast of Cairo, on February 1, 2012. At least 40 people were killed and hundreds injured according to medical sources. AFP PHOTO/STRzzzz
zzzzinte1Egyptian Al-Ahly players escape from the field as fans of Al-Masry team rush to the pit during clashes that erupted after a football match between the two teams in Port Said, 220 kms northeast of Cairo, on February 1, 2012. At least 40 people were killed and hundreds injured according to medical sources. AFP PHOTO/STRzzzz

"Tenía mucho miedo. Primero pensé en mi familia en este momento, pero gracias a Dios no pasó nada. Estábamos en el vestuario, con una multitud de agresores del otro lado queriendo entrar entrar, casi sin seguridad. Había un fanático que parecía sangrar, con una pierna rota, para que nuestro médico lo ayudara. Creo que el fútbol en Egipto terminará porque no hay seguridad en el estadio ”, dijo en aquel momento Fabio Junior a SporTV. Finalmente el torneo terminó por suspenderse.

El futbolista, que pasó por el Real Madrid B, el Flamengo y el Vasco volverá a saltar a un campo de juego después de pasar más de siete años retirado por el trauma que le causó vivir aquella tragedia. “Necesitaba algo de tiempo con la familia. Yo viajaba demasiado. Después del evento en Egipto, estaba traumatizado. Pero siempre quise volver a Campinense”, detalló al portal brasileño “O Globo” y agregó: “Recuerdo cosas hasta el día de hoy. Incluso sueño con esa tragedia. Imágenes muy llamativas. Violencia, revolución, eso fue muy notable para mí. Cuando estoy acostada, recuerdo todo eso. Fue un escenario de guerra”.


MÁS SOBRE ESTE TEMA: