REUTERS/Lucy Nicholson
REUTERS/Lucy Nicholson

La victoria de la Copa del Mundo de fútbol femenina por la selección de Estados Unidos también supuso un triunfo para las cadenas emisoras.

La audiencia estadounidense durante el último partido fue un 20% mayor que la final masculina del año pasado, según informó el lunes Fox Sports. Para todo el torneo, la audiencia de Fox aumentó un 1% con respecto a 2015, cuando se batió un récord mundial de audiencia de televisión, y fue un 19% más alta que en 2011.

La selección femenina estadounidense derrotó al equipo de Países Bajos por 2 goles a 0 el domingo, un triunfo que las llevó a su cuarto título mundial. La final de la Copa Mundial masculina del año pasado no incluyó a la selección de Estados Unidos, ya que no se clasificó para el torneo, lo que redujo el interés de la audiencia estadounidense.

REUTERS/Benoit Tessier
REUTERS/Benoit Tessier

El éxito del equipo de fútbol femenino de Estados Unidos se ha convertido en un problema de igualdad de género. Por juego, los hombres que forman parte del equipo nacional ganan más que las mujeres. Esa discrepancia se ha convertido en materia de demanda por discriminación salarial contra US Soccer, el cuerpo responsable de ambos equipos. La gran audiencia para el partido del domingo probablemente ponga un foco de atención aún mayor sobre la disparidad salarial, ya que audiencias más altas se traducen en mayores ventas de publicidad.

REUTERS/Lucy Nicholson
REUTERS/Lucy Nicholson

"Los grupos de comunicación, las plataformas y los titulares de derechos se están dando cuenta de que los deportes femeninos, en particular el fútbol, en este momento son un verdadero impulsor de audiencia y un generador de ingresos", dijo Jonathan Gibson, director de ventas mundiales de deportes en la empresa de medios por internet Ooyala. "Los derechos aumentarán, los ingresos por publicidad recibirán un impulso y habrá enormes oportunidades de patrocinio".

El torneo de este año también captó la atención de los espectadores fuera de Estados Unidos. La semifinal entre Estados Unidos e Inglaterra fue el evento en directo de mayor audiencia de la BBC este año, según la cadena. Y la audiencia de la BBC en el transcurso del torneo fue más del doble que hace cuatro años, cuando la Copa del Mundo Femenina se jugó en Canadá.

En los Países Bajos, la final contra el equipo de Estados Unidos captó la mayor audiencia televisiva en ese país desde la semifinal de la Copa Mundial masculina de 2014, cuando Holanda perdió ante Argentina. Casi el 90% de los telespectadores holandeses vieron el partido femenino del domingo.

Fuente: Bloomberg