Sin Kevin Durant, pero con actuaciones estelares de otras dos de sus figuras, Stephen Curry y Draymond Green, los Golden State Warriors ganaron el cuarto partido de la serie por las finales de la Conferencia del Oeste y se aseguraron una nueva participación en las final de la NBA: el triunfo ante los Portland Trail Blazers fue 119-117, en tiempo suplementario.

Por quinta temporada consecutiva, el equipo que dirige Steve Kerr volverá a ser protagonista de la gran definición de la liga más famosa en el mundo del básquet. Con la victoria en el Moda Center, que sentenció la serie en favor de los bicampeones por 4-0, los Warriors se transformaron en la segunda franquicia en toda la historia de la NBA que alcanzó cinco finales al hilo: la otra son los Boston Celtics, que se clasificaron de manera ininterrumpida desde 1957 hasta 1966, ganando nueve campeonatos.

Al igual que sucedió en el segundo y tercer juego de la serie, Golden State estuvo abajo en el marcador por más de 15 puntos, pero a pesar de eso, demostraron porque son los actuales bicampeones de la liga y se quedaron con el triunfo.

Klay Thompson fue otro de los jugadores importantes en la serie ante los Trail Blazers (Reuters)
Klay Thompson fue otro de los jugadores importantes en la serie ante los Trail Blazers (Reuters)

Otro hecho histórico que dejó el juego 4 de la serie entre los Warriors y los Trail Blazers fue que Stephen Curry y Draymond Green terminaron con un triple doble cada uno en sus planillas estadísticas: el número 30 terminó el partido con 37 puntos (incluido 7 triples), 12 rebotes y 11 asistencias en 47 minutos, mientras que el 23 sumó 18 tantos, 14 capturas y 11 pases de anotación. Es la primera vez que dos compañeros de equipo lo logran en un partido de playoffs.

Una vez terminado el encuentro, después de la entrega del trofeo por haberse consagrado campeones de la Conferencia del Oeste por quinto año seguido, Curry dialogó con la prensa. "Ya pasamos por esta situación, previamente. Hemos pasado por todo tipo de vivencias, cada experiencia que es posible imaginar. Por eso confiamos en nosotros mismos para poder superarlas", dijo uno de los mejores tiradores de la historia de la liga en referencia a la ausencia de Durant, otra de las estrellas del equipo.

La performance de Curry a lo largo de la serie fue superlativa. En los cuatro partidos, promedió el mejor registro de puntos en una serie de playoffs: anotó 36.5 unidades, que además fue el número más alto para una ronda de postemporada que concluyó en cuatro encuentros. Gracias a un total de 146 puntos, superó por un punto a Shaquille O'Neal, que anotó 145 en las finales de la NBA que Los Ángeles Lakers le ganaron a 4-0 a los New Jersey Nets.

Draymond Green, clave en la clasificación de los Warriors a las finales de la NBA (Reuters)
Draymond Green, clave en la clasificación de los Warriors a las finales de la NBA (Reuters)

"Remontar una desventaja de 15 puntos que teníamos en la primera parte y 11 en el tercer periodo, es sencillamente de admirar", sentenció Kerr, el entrenador de los Warriors, que su llegada al banco de la franquicia está relacionado con la construcción de una nueva era ganadora en la NBA.

En 2015, Golden State superó a Cleveland 4-2. Un año más tarde, Lebron James se vistió de héroe para ganar el partido 7 en la casa de los Warriors y quedarse con el título. En la campaña 16/17 y en la 17/18, otra vez ante los Cavaliers del Rey, los Warriors prevalecieron.

A la espera de lo que suceda con la final del Este, que hoy tendrá su cuarto partido entre los Milwaukee Bucks (2) y Toronto Raptors (1) en Canadá, el equipo de Curry, Green y Klay Thompson tendrá descanso hasta el próximo 30 de mayo, el día que se juegue el primer duelo por las finales 2018/2019.

Stephen Curry marcando a McCollum, una de las armas ofensivas de Portland (Reuters)
Stephen Curry marcando a McCollum, una de las armas ofensivas de Portland (Reuters)

SEGUÍ LEYENDO: