Casi 20 mil espectadores vieron en vivo la victoria por 114-102 de Milwaukee Bucks ante Cleveland Cavaliers en el estadio Quicken Loans Arena.

Matthew Dellavedova anotó 10 puntos, dio 5 asistencias y sumó 3 rebotes, pero lo llamativo de su actuación fue la salvada de una pelota en la que terminó del otro lado de la mesa de transmisión.

El basquetbolista australiano del conjunto de Ohio fue decidido en busca de un balón que estaba por salir de la cancha y no dudó en tirar el manotazo para mantenerla. Sin embargo, no pudo detener su envión, tiró de la silla a uno de los hombres que estaban comentando la acción al lado de los protagonistas y casi se desnuca con un asiento.

Dellavedova protagonizó una de las acciones sobresalientes de la semana y más de uno se preguntó si está hecho de goma porque, tras la caída, continuó jugando como si nada.

SEGUÍ LEYENDO