(AFP)
(AFP)

Larry Nassar, el médico acusado de abusar de más de 200 niñas y mujeres a lo largo de dos décadas, recibió este lunes una nueva sentencia de entre 40 y 125 años por acosar a tres víctimas en el marco de un tratamiento en su consultorio.

El juzgado consideró que Nassar, quien aseguraba que sus procedimientos de invasión pélvica no eran sexuales, no ha presentado un remordimiento adecuado.

El ex médico del equipo olímpico de gimnasia, de 54 años, ya contaba con dos sentencias previas por sus abusos sexuales. "Esto culmina el procedimiento legal criminal que involucra a Larry Nassar. Comprendo que esto no termina con el sufrimiento físico y emocional que ha causado", declaró la jueza Janice Cunningham en una corte de Charlotte, Michigan.

El viernes, cuando Cunningham comenzó a leer la sentencia, el padre de tres niñas que fueron abusadas sexualmente por Nassar intentó atacarlo en la corte. Randall Margraves fue detenido por Matthew Newburg, abogado del doctor, y luego frenado por al menos tres agentes, que lo arrojaron al suelo para inmovilizarlo.

Video: El momento en que un padre intenta atacarlo en la corte

Nassar ya fue sentenciado a entre 40 y 175 años de cárcel en otro caso por sus abusos como médico deportivo en la Universidad Michigan State, y también ha sido acusado de abusar sexualmente de gimnastas del equipo olímpico de los Estados Unidos.

Nassar también fue sentenciado a 60 años de prisión por posesión de pornografía infantil.

Video: El testimonio de Donna Markham, madre de Chelsea, víctima de abuso sexual de Larry Nassar

De acuerdo con los demoledores testimonios presentados por las propias víctimas durante los procesos, los abusos sexuales perpetrados por Nassar ocurrieron en un período de por lo menos 20 años.

En ese período, Nassar se convirtió en la figura más importante del equipo médico de la gimnasia olímpica estadounidense y ocupó un lugar destacado como profesor en la Universidad Estadual de Michigan (MSU).

Este lunes, Nassar recibió autorización para leer un breve comunicado ante la corte, en el que volvió a pedir disculpas por su conducta.

"Las palabras pronunciadas por cada persona que habló (en el proceso), incluyendo los padres, han impactado en lo más profundo de mí. Es imposible explicar cuán profundamente siento lo ocurrido con todos y cada uno", dijo. Es posible que sea la última vez que se le permita hablar en público.

LEA MÁS: