Mujer hecha a golpes de blancos y negros plenos, Blanca Luz Brum (Pan de Azúcar, Uruguay, 1905 – Santiago, Chile, 1985) vivió intensamente. Poeta, pintora, escritora, periodista, revolucionaria, jefa de prensa y musa inspiradora del mural Ejercicio plástico en la quinta del periodista Natalio Botana. Ésta dama de belleza hipnótica se rehízo a sí misma una y mil veces. No viajaré escondida, dirigida por Pablo Zubizarreta, se sumerge en su vertiginosa biografía, desde niña hasta sus últimos años.

Un Tsunami en el archipiélago Juan Fernández (a 800 kilómetros de la costa chilena en el Pacífico Sur), que destruyó material clave sobre Blanca Luz, transformó la idea inicial del documental en un proyecto mucho más ambicioso que llevó siete años.

Una mujer de belleza enigmática y compromiso político
Una mujer de belleza enigmática y compromiso político

Con una exhaustiva investigación, No viajaré escondida incluye material de archivo y ricas entrevistas a historiadores, críticos de arte, escritores, editores, vecinos de su pueblo natal y al político peronista y ex embajador de Argentina ante la Santa Sede Eduardo Valdés, sumados a reportajes a la hija, a la nieta, al sobrino y a la nuera de Blanca Luz. El film ilumina aspectos de este personaje polifacético y olvidado en la historiografía local –excepto en su rol de amante de David Alfaro Siqueiros y de Natalio Botana, entre otros, y de modelo del famoso mural–.

Rodado en Argentina, Chile, Uruguay, Perú, México, EE.UU., Francia e Inglaterra, el documental indaga en la vida privada de Blanca Luz; en el entramado político y social de época; en los posibles vínculos secretos de esta enigmática mujer, en la mirada que tenían sobre ella; en sus sentimientos más íntimos y en la propia construcción del personaje que ella soñó y tejió para sí misma (la voz en off de la actriz Mercedes Morán encarna a Blanca Luz).

“Ejercicio plástico”, el mural que Siqueiros pintó en el sótano de la casa del periodista Natalio Botana y hoy se encuentra en el Museo del Bicentenario de Buenos Aires. A la izq. Brum con el gran muralista mexicano
“Ejercicio plástico”, el mural que Siqueiros pintó en el sótano de la casa del periodista Natalio Botana y hoy se encuentra en el Museo del Bicentenario de Buenos Aires. A la izq. Brum con el gran muralista mexicano

Un capítulo de su biografía alcanza para ilustrar sus fuertes contrastes: tras compartir los ideales comunistas, integrar los movimientos de vanguardia de América Latina, y apoyar la revolución de Sandino en Nicaragua, terminó siendo ferviente admiradora de la dictadura militar de Augusto Pinochet.

Editó la revista Guerrilla – Atalaya de la revolución. Estuvo presa en tres países, fue deportada en cuatro. Sus relaciones amorosas condensan luces y sombras; entrega profunda y fracasos. Se casó cinco veces; fue madre de cuatro hijos (algunos sostienen que fueron tres) a los que vio morir. Siqueiros fue uno de sus grandes amores. En México participó de actividades culturales y políticas junto a Diego Rivera, Frida Kahlo, Tina Modotti y Sergei Eisenstein.

Blanca Luz Brum
Blanca Luz Brum

Además, mantuvo un vínculo muy cercano con Juan Domingo Perón. Se atribuyó ser alma mater y organizadora de las movilizaciones del 17 de octubre de 1945 y de haber propagado el slogan Braden o Perón, como llevar adelante el cinematográfico plan para la fuga de Guillermo Patricio Kelly de la penitenciaría de Santiago.

El documental ilumina la increíble vida de Blanca Luz. Cuanto más indaga en su biografía evidencia una paradoja estructural: la imposibilidad de llegar al núcleo de una mujer compleja, singular, que se propuso construirse a sí misma como un mito, que hoy resulta apasionante.

*No viajaré escondida
Documental. Argentina/Uruguay, 2017. 112', ATP R.
Director: Pablo Zubizarreta.
Con Mercedes Morán en la voz de Blanca Luz
Valeria De Luque – Malena Narvay – Violeta Narvay
Cine Gaumont (Espacio INCAA KM0)
Av. Rivadavia 1635 CABA
MALBA
Todos los sábados de septiembre
Av. Figueroa Alcorta 3415

SIGA LEYENDO