Qué dicen tus ojos de tu coeficiente intelectual

Un grupo de científicos del Instituto de Tecnología de Georgia en los Estados Unidos investigó el vínculo entre el tamaño de las pupilas y la inteligencia

Las personas que tienen pupilas más grandes en los ojos son más inteligentes que aquellas con pupilas más pequeñas, según un nuevo estudio
Las personas que tienen pupilas más grandes en los ojos son más inteligentes que aquellas con pupilas más pequeñas, según un nuevo estudio

Se ha dicho que “los ojos son la ventana del alma”, pero una nueva investigación sugiere que también pueden ser una ventana al cerebro. Las personas que tienen pupilas más grandes en los ojos son más inteligentes que aquellas con pupilas más pequeñas, según los hallazgos de un nuevo estudio publicado en la revista Cognition.

Los voluntarios realizaron pruebas de razonamiento, atención y memoria para que el equipo del Instituto de Tecnología de Georgia pudiera investigar el vínculo entre el tamaño de la pupila y la inteligencia.

Descubrieron que, además de estar relacionada con la excitación y el agotamiento, la dilatación de la pupila se puede utilizar para comprender las diferencias individuales en inteligencia, descubriendo que cuanto más grandes son las pupilas, mayor es la inteligencia.

Las diferencias en el tamaño de la pupila de la línea de base entre los que obtienen la puntuación más alta y los que obtienen la puntuación más baja en las pruebas de inteligencia se pueden ver a simple vista. El equipo dice que esto podría deberse a que las personas con pupilas más grandes tienen mejores resultados en la regulación de la actividad cerebral en una región vinculada a la inteligencia y la memoria.

Las pupilas humanas promedio, la apertura circular negra en el centro del ojo, pueden variar de 2 a 8 mm y están rodeadas por el iris que controla el tamaño de la pupila (Getty Images)
Las pupilas humanas promedio, la apertura circular negra en el centro del ojo, pueden variar de 2 a 8 mm y están rodeadas por el iris que controla el tamaño de la pupila (Getty Images)

Los investigadores hicieron que 500 personas de entre 18 y 35 años de Atlanta participaran en una variedad de pruebas mientras se controlaba el tamaño de sus pupilas con un dispositivo de seguimiento ocular.

Este dispositivo captura el reflejo de la luz de la pupila y la córnea a través de una cámara de alta potencia. Se midieron en reposo mientras el voluntario miraba una pantalla en blanco durante cuatro minutos para crear una línea de base.

Esto les permitió crear un tamaño de pupila promedio para cada uno de los voluntarios que se usaría para rastrear los cambios a través de diferentes tipos de pruebas y actividades. Las pupilas humanas promedio, la apertura circular negra en el centro del ojo, pueden variar de 2 a 8 mm y están rodeadas por el iris que controla el tamaño de la pupila.

Una vez que crearon una línea de base para cada voluntario, los hicieron completar una serie de pruebas que midieron una variedad de áreas de inteligencia. Esto incluyó la capacidad de razonar a través de los problemas, la capacidad de recordar información a lo largo del tiempo y la capacidad de mantenerse concentrado incluso cuando está distraído.

Los especialistas descubrieron que aquellos que tenían un “tamaño de pupila inicial más grande” obtuvieron mejores resultados en las pruebas de atención, memoria y razonamiento.

Esto sugiere un fuerte vínculo entre el cerebro y el ojo que los investigadores esperan estudiar con más detalle en el futuro (Getty Images)
Esto sugiere un fuerte vínculo entre el cerebro y el ojo que los investigadores esperan estudiar con más detalle en el futuro (Getty Images)

El tamaño de la pupila se relacionó negativamente con la edad, encontrando que los voluntarios mayores tendían a tener pupilas más pequeñas y constreñidas. Sin embargo, si eliminaron la edad como factor, creando una figura estandarizada, la relación entre la inteligencia y el tamaño de la pupila seguía ahí, independientemente de la edad.

Descubrir exactamente por qué el tamaño de la pupila está relacionado con la inteligencia requirió un estudio más detallado del cerebro, para buscar qué regiones se están activando. Así, los investigadores descubrieron que el tamaño de la pupila está relacionado con una región conocida como locus coeruleus en la parte superior del tallo cerebral que se extiende hacia el resto del cerebro a través de conexiones neuronales.

Esta región libera una sustancia química que funciona como una hormona en el cerebro y el cuerpo y un neurotransmisor para procesos regulares como la percepción, la atención y la memoria. Además, tiene un papel más amplio en ayudar a las regiones distantes del cerebro a trabajar juntas para completar tareas complicadas. La teoría principal es que las personas con pupilas más grandes tienen una mejor regulación de esta región del cerebro, lo que beneficia el rendimiento cognitivo y la capacidad del cerebro para funcionar.

SEGUIR LEYENDO: