¿La hidroxicloroquina reduce los accidentes en patinetas eléctricas?: el experimento que desenmascaró el fraude de algunas revistas científicas

Una grupo de científicos franceses logró que el perro de Emmanuel Macron apareciera firmando un disparatado estudio en una publicación asiática que había sido citada como fuente prestigiosa en todo el mundo

Un grupo de científicos franceses se propuso demostrar como ciertas publicaciones científicas publican cualquier cosa que les llega. Y lo lograron. ( REUTERS/Charles Platiau)
Un grupo de científicos franceses se propuso demostrar como ciertas publicaciones científicas publican cualquier cosa que les llega. Y lo lograron. ( REUTERS/Charles Platiau)

¿Cuál es el vínculo entre el uso de la hidroxicloroquina y la reducción de los accidentes de tránsito con patinetas eléctricas (scouters)? Ninguno, salvo un falso estudio firmado por el perro de Emmanuel Macron y publicado en el Asian Journal of Medicine and Health el sábado, que puso en evidencia la fragilidad de los criterios de algunas revistas científicas a la hora de publicar.

La revista Asian Journal of Medicine and Health no fue escogida por azar: en julio había publicado un estudio en el que se promovía el controvertido uso de la hidroxicloroquina en el tratamiento del Covid-19. Aquel artículo, firmado por la endocrinóloga y ginecóloga Violaine Guérin, ya había sido rechazado por varias revistas prestigiosas, como reconoció la autora durante una entrevista con FranceInfo.

Pero la investigación fue aceptada y finalmente publicada en esta revista el 15 de julio, semanas después de que la OMS (Organización Mundial de la Salud) interrumpiera todos los estudios con el medicamento por falta de pruebas.

En la comunidad científica, se considera que la revista no es seria y se sabe que publica estudios a cambio de un pago, y no según criterios científicos. Sin embargo, el artículo firmado por Guérin fue citado por varios periodistas de todo el mundo como un estudio científico tan válido como cualquier otro.

Una idea para revelar la farsa

Indignados por la publicación del trabajo y su alcance, un grupo de jóvenes científicos se reunió para revelar la farsa de la revista científica. Toda la historia fue contada durante el fin de semana por Michaël Rochoy, un médico de la región del Pas de Calais y uno de los autores de la sátira, en su blog.

La propuesta era absurda: correlacionar el uso de la hidroxicloroquina y la azitromicina combinada con la reducción de los accidentes de patinete en Marsella, la ciudad del profesor Didier Raoult, el científico que inició el movimiento a favor de la hidroxicloroquina en el tratamiento del Covid-19.

Ya en la firma del artículo falso está clara la intención satírica del texto. Entre los autores, Nemo Macron. Nemo es el nombre del perro del Presidente francés Emmanuel Macron. También aparece Manis Javani, de Timor Oriental, el nombre científico del pangolín…

El artículo "científico", tal como fue publicado en el Asian Journal of Medicine and Health
El artículo "científico", tal como fue publicado en el Asian Journal of Medicine and Health

En el artículo hay diferentes alusiones a declaraciones de Didier Raoult en Youtube, con las citas correspondientes. El texto del falso estudio también aporta datos e imágenes que no tienen relación con la propuesta del estudio, como la foto de un hueso sacro fracturado tras un accidente de moto de una mujer que no habría participado en dicho estudio, ni habría tomado la medicación.

El texto termina con una conclusión bastante completa: el combo de medicamentos debería utilizarse en todo el mundo para prevenir los accidentes de tráfico de patinetes.

Antes de ser publicado el 15 de agosto, el artículo fue leído por expertos y aprobado por editores científicos. Aunque se solicitan muchos cambios, los revisores no cuestionan lo absurdo de la hipótesis. “Comienzan directamente con una revisión menor, de detalles, y no con el postulado del artículo”, explica Michaël Rochoy, uno de los autores del estudio sobre el fraude, al canal Franceinfo.

En la historia de la revisión del artículo, es posible ver que dos editores indicaron que el estudio no debía ser publicado. Sin embargo, el 15 de agosto, es decir, sólo 22 días después de haber sido presentado a la revista, el estudio apareció en el sitio web de la revista “internacional”.

“Revistas depredadoras”

En el área dedicada a las notas de reconocimiento, el grupo deja un agradecimiento a Hervé de Maisonneuve “por su lucha contra las revistas depredadoras”, es decir, las llamadas publicaciones científicas que publican cualquier cosa por un precio.

En este caso, los investigadores pagaron 85 dólares para que el artículo fuera revisado, dijo Rochoy al periódico Le Parisien.

“No estábamos seguros de que fuera un periódico depredador. El objetivo era, por lo tanto, probarlo. Con esta publicación, cuestionamos el estudio ya publicado a mediados de julio sobre la hidroxicloroquina y nos reímos al mismo tiempo”, dijo Rochoy.

El artículo fue retirado de la página web de la revista el 15 de agosto “después de la denuncia de un grave fraude científico”, dice la publicación.

Sin embargo, el debate sobre la lógica productivista en el mundo académico que conduce a la búsqueda de publicaciones de artículos de baja calidad está aún lejos de haber terminado.

Publicado originalmente por RFI

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Las idas y vueltas sobre la hidroxicloroquina explican cómo funciona la ciencia

MAS NOTICIAS