Violenta pelea en una cárcel de Honduras deja al menos cuatro muertos y 11 heridos

La presidenta de la Asociación de Familiares de Privados de Libertad señaló que la riña se produjo entre miembros de la pandilla Mara 18 (M-18) y reos que no militan en esos grupos que se hacen llamar “paisas”

Foto ilustrativa: Vista de los alrededores de la prisión de El Porvenir en el departamento central de Francisco Morazán, Honduras (EFE/Gustavo Amador)
Foto ilustrativa: Vista de los alrededores de la prisión de El Porvenir en el departamento central de Francisco Morazán, Honduras (EFE/Gustavo Amador)

Al menos cuatro personas murieron este jueves y otras 11 resultaron heridas durante un enfrentamiento entre reos en una cárcel del Caribe de Honduras, por causas que aún se investigan, informó el Instituto Nacional Penitenciario (INP).

Se registró “una reyerta entre un grupo de privados de libertad” en el Centro Penitenciario de El Porvenir, departamento de Atlántida, en el Caribe de Honduras, unos 250 km al norte de la capital, “dejando como resultado 4 personas fallecidas y 11 heridas”, detalló un comunicado.

De manera inmediata “se retomó el control de la situación y se coordinó con las autoridades de seguridad y cuerpos de socorro para evaluar médicamente a los internos heridos y trasladarlos a un hospital del área”, añadió.

EL INP explicó que enviaron una comisión para indagar los hechos y colaborar con los entes de investigación.

Por su parte, la presidenta de la Asociación de Familiares de Privados de Libertad, Delma Ordóñez, señaló que la riña se produjo entre miembros de la pandilla Mara 18 (M-18) y reos que no militan en esos grupos que se hacen llamar “paisas”.

En abril de 2003, un motín dejó 68 muertos en esa misma prisión.

Foto de archivo: Un guardia del Centro Penal de La Esperanza se encuentra sobre un patio abarrotado de reclusos, en La Esperanza, Intibuca, Honduras, el 20 de febrero de 2020 (REUTERS/Adrees Latif)
Foto de archivo: Un guardia del Centro Penal de La Esperanza se encuentra sobre un patio abarrotado de reclusos, en La Esperanza, Intibuca, Honduras, el 20 de febrero de 2020 (REUTERS/Adrees Latif)

Pero la peor tragedia ocurrió en septiembre de 2012 en la cárcel de Comayagua, en el centro del país, cuando un incendio provocado por los mismos internos, según investigaciones posteriores, dejó 362 muertos.

El sistema penitenciario de Honduras, compuesto por unas 30 cárceles consideradas por las mismas autoridades como “academias del crimen”, alberga a unos 22.000 reclusos, cuando su capacidad máxima es de 8.000, y menos de la mitad de los presos han sido condenados.

Los presidios de Honduras son considerados una “bomba de tiempo”, por el hacinamiento, los problemas de infraestructura y un alto número de presos en detención preventiva.

Esta pelea en la cárcel trascendió cuando recién había jurado como presidenta de Honduras, Xiomara Castro, la primera mujer en ocupar ese cargo en el país centroamericano. Castro, líder del Partido Libertad y Refundación (Libre, izquierda), asumió la Presidencia de Honduras por un período de cuatro años, hasta el 27 de enero de 2026.

(Con información de AFP y EFE)

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR