Ecuador alcanza su récord de incautación de droga de la última década

El país ha sido calificado como una de las rutas para el envío de drogas a Centroamérica, Norteamérica y Europa

Se aseguraron casi 10 tonelada de cocaína (Foto: Tw @PoliciaEcuador)
Se aseguraron casi 10 tonelada de cocaína (Foto: Tw @PoliciaEcuador)

A dos meses de que termine el 2021, las autoridades ecuatorianas han incautado más droga que en los últimos 10 años. De acuerdo con los datos oficiales, desde enero de este año hasta el mes de octubre, se han decomisado 147 toneladas de droga. Según los datos de la Dirección Antinarcóticos y del Ministerio de Gobierno de Ecuador, en 2011 apenas se incautaron 11 toneladas de drogas. Es decir que, en 10 años, la cantidad de droga incautada se elevó en 135 toneladas.

En el 2019, las autoridades retuvieron 79 toneladas de droga, mientras que en el 2020 la cantidad subió a 128. En lo que va del 2021, se registra un incremento del 12,3 %.

Uno de los decomisos más grandes se realizó el último 17 de octubre, en uno de los puertos de Guayaquil, la capital comercial del Ecuador. Allí se encontraron más de 3.000 paquetes envueltos en cinta adhesiva color café equivalentes a dos toneladas y media de cocaína. De acuerdo con la información de las autoridades estatales, el 82 % de sustancias ilícitas incautadas son cocaína. El otro 18 % se distribuye entre pasta base de cocaína, marihuana y heroína.

Aunque el Ecuador no produce droga, sí es una de las rutas que permite el envío de esta hacía otros países. El informe de la Estrategia Internacional de Control de Estupefacientes elaborado por el Departamento de Estado de los Estados Unidos indica que los cargamentos de cocaína y heroína, provenientes de Colombia y Perú, “se trafican por tierra a través de porosas fronteras y a través de rutas marítimas” a Ecuador.

Por ejemplo, en junio de 2021, la Policía incautó más de 6 toneladas de cocaína en una terminal portuaria ecuatoriana. Esta sería “la incautación más grande” hecha en el Puerto Marítimo de Guayaquil, según las autoridades. El mismo informe del Departamento de los Estados Unidos estima que el 70 % de droga sale del país a través de puertos desde Guayaquil. Como en el caso de junio, se escondería en contenedores.

Este año, el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, envió un memorando para el Secretario de Estado sobre la determinación presidencial sobre los principales países productores de drogas ilícitas o de tránsito de drogas importantes para el año fiscal 2022. En el listado publicado por la Casa Blanca constan 22 países, entre ellos varios latinoamericanos, como Ecuador.

Ecuador es catalogado como un país de tránsito para la droga que se envía a Estados Unidos y a algunos países europeos. Las autoridades nacionales han determinado que la droga producida en Colombia ingresa al país y luego, a través de lanchas, embarcaciones o contenedores se envían las sustancias narcóticas desde las costas ecuatorianas hasta Centroamérica, Norteamérica o Europa.

Por ejemplo, el sábado 16 de octubre del 2021, las autoridades ecuatorianas encontraron una tonelada y media de cocaína dentro de los compartimentos de un barco frente a las costas de Manta. Las autoridades han informado que, según sus investigaciones, el cargamento iba a ser entregado en Centroamérica. Apenas 4 días antes de este decomiso, en Guatemala cinco personas fueron detenidas por traficar 650 kilos de cocaína en una lancha. Tres de los detenidos eran ecuatorianos.

En septiembre, las autoridades nacionales también decomisaron, al sur de las Galápagos, media tonelada de droga que era trasladada en lanchas hacia Centroamérica. De los 19 detenidos de aquella ocasión, 16 constan como pescadores en los registros de las autoridades ecuatorianas.

La vuelta” es una modalidad de tráfico donde los pescadores llevan en sus lanchas droga hacia varias localidades de Centroamérica. Este acto ilegal puede retribuirle al pescador cerca de USD 25.000. Sin embargo, los pescadores que logran entregar la droga se enfrentan a que no se les pague la tarifa acordada, en ocasiones solo les pagan un tercio del total. En otros casos, no les pagan. Otros, los que logran cobrar, luego son extorsionados. Así lo reveló un reportaje publicado en el medio digital GK.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR