Jair Bolsonaro y Lula da Silva están en empate técnico de cara a las elecciones presidenciales de 2022 en Brasil

Según una encuesta realizada por el Instituto Paraná Pesquisas, la diferencia entre ambos es estrecha, a favor del actual mandatario en una primera ronda y del ex gobernante en un ballotage

Jair Bolsonaro y Lula da Silva
Jair Bolsonaro y Lula da Silva

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro; y el ex jefe de Estado Luiz Inácio Lula da Silva están en situación de empate técnico de cara a las elecciones presidenciales de 2022. Según una encuesta realizada por el Instituto Paraná Pesquisas, la diferencia entre ambos es estrecha, a favor del actual mandatario en una primera ronda y del ex gobernante en un ballotage.

El estudio, contratado por el Partido Social Liberal (PSL), se desarrolló entre el 11 y el 15 de junio. Según consignó Veja, fue encargado por el partido político con el objetivo de probar la imagen del presentador José Luiz Datena y su posible candidatura.

El comunicador estuvo afiliado al Movimiento Democrático Brasileño (MDB) hasta abril de este año, pero en estos momentos no tiene partido. De acuerdo al medio citado, los equipos del PSL y el MDB estuvieron debatiendo el armado de un plan de gobierno conjunto. Sin embargo, aún no definieron si van a lanzar una candidatura única.

José Luiz Datena
José Luiz Datena

Según la encuesta, la diferencia entre Bolsonaro y Lula es muy estrecha con una pequeña ventaja para el actual jefe de Estado en una primera vuelta. El mandatario tiene el 34,3% de las intenciones de voto, mientras que el líder del Partido de los Trabajadores (PT) llega al 32,5%. Están en situación de empate técnico dado que el margen de error es de más/menos dos puntos porcentuales.

Por su parte, Datena quedaría tercero con un 7,5%, seguido de Ciro Gomes, del PDT (5,8%); João Doria, del PSDB (3,4%); Luiz Henrique Mandetta, del DEM (3,2%); y la senadora Simone Tebet, del BMD (1,1%).

Ciro Gomes (REUTERS/Sergio Moraes)
Ciro Gomes (REUTERS/Sergio Moraes)

Entre los encuestados, el 8,6% dijo que votaría en blanco, por ninguno o impugnaría su votación y el 3,6% no respondió.

En un hipotético escenario de ballotage, los números serían más acotados aún pero con una pequeña diferencia a favor de Lula. El metalúrgico llega al 40,2%, mientras que Bolsonaro alcanza el 40%.

Joao Doria (REUTERS/Amanda Perobelli)
Joao Doria (REUTERS/Amanda Perobelli)

Un punto a tener en cuenta es que mientras Bolsonaro y Lula lideran, también tienen altas tasas de rechazo. El 50,4% dijo que no votaría por el presidente en absoluto, mientras que el 49,7% afirmó lo mismo en relación al ex mandatario. El más rechazado en este sentido es João Doria, el gobernador de San Pablo, con un 57,2%.

Por último, Bolsonaro y Lula tienen los porcentajes de votantes más decididos: el 27,4% dijo que definitivamente votaría por el actual jefe de Estado, mientras que el 26,4% afirmó lo propio en relación al líder del Partido de los Trabajadores.

SEGUIR LEYENDO: