Chile impondrá un exhaustivo control sobre el principal recurso marino depredado por la pesca ilegal de las embarcaciones chinas

El país latinoamericano desarrollará un protocolo que permitirá mantener un registro de actividad y control sobre la jibia o calamar gigante

desde Santiago, Chile
La jibia -o calamar gigante- inició un proceso de control que será fiscalizado por las autoridades de Chile, con el fin de mantener mayor control en un recurso que es el más depredado por las embarcaciones chinas que amenazan los recursos marinos del Pacífico Sur
La jibia -o calamar gigante- inició un proceso de control que será fiscalizado por las autoridades de Chile, con el fin de mantener mayor control en un recurso que es el más depredado por las embarcaciones chinas que amenazan los recursos marinos del Pacífico Sur

Se desarrollará un mecanismo de control similar al que existe actualmente con el jurel para incrementar el control de un recurso que es el más explotado por los pesqueros chinos que transitan frente a sus costas. La información fue revelada junto a nuevas medidas que el país andino desarrollará en conjunto con otros países del Pacífico sur.

Tras la información publicada por Infobae en noviembre de 2020, en la que se dio a conocer el testimonio de pescadores chilenos que advirtieron avistamientos de barcos depredadores chinos en mar territorial de Chile, una parlamentaria de la zona, la diputada Marcela Hernando, envió un oficio dirigido a la Armada y a la Cancillería solicitando investigar lo divulgado. Tras casi dos meses, ambas entidades respondieron a la solicitud.

En la publicación, se consignó la postura de la Asociación de Pesqueros de Antofagasta (ASOPESCA), que reúne a ocho organizaciones de pesca artesanal de toda una región ubicada en el norte de Chile. Manuel Adaos, su presidente y representante, se refirió a lo que en esta zona consideran una “invasión”. Fue enfático en rechazar la acción de los barcos asiáticos. “No es nuevo para nosotros lo de los barcos que están operando fuera del alcance que les corresponde. Yo creo que en este caso, es definitivamente el Estado el que se debe hacer cargo de este tema porque gravísimo para los peces del pacífico. Esto no es de ahora, sino desde hace mucho tiempo. Tenemos información de colegas de empresas pesqueras de Chile que se visualizan constantemente estos barcos”, declaró.

Por su parte, la representante en el Congreso Nacional de la misma zona de Antofagasta, y que fue consultada por la advertencia de los pescadores, Marcela Hernando, avisó que enviaría un oficio al ministerio de Relaciones Exteriores y a la Armada de Chile. Un oficio es una herramienta legal de fiscalización para solicitar informes a instituciones del Estado, en su oportunidad dijo que los límites de espacio marítimo nacional e internacional debieran ser resguardados de manera conjunta por los países perjudicados. “Creo que debería haber un esfuerzo serio internacional para que no se vean afectados los recursos alimentarios marítimos y el delicado equilibrio eco marino. Me parece necesario verificar que la flota sólo se esté desplazando de norte a sur hacia el estrecho de Magallanes para pasar hacia el Atlántico como indica la marina y para eso oficiaremos a la Armada y también al Ministerio de Relaciones Exteriores”, indicó.

Los pescadores artesanales son algunos de los perjudicados por la extracción depredadora que ejercen las escuadras pesqueras provenientes de China
Los pescadores artesanales son algunos de los perjudicados por la extracción depredadora que ejercen las escuadras pesqueras provenientes de China

Tras casi dos meses de enviado el oficio, ambas instituciones aludidas respondieron a la congresista. Infobae tuvo acceso a extracto del documento firmado por el Canciller chileno Andrés Allamand, que anuncia la incorporación de la jibia (o calamar gigante) como un recurso regulado por la Organización Regional de Pesca del Pacífico Sur (OROP-PS), una instancia de protección que hasta ahora sólo controla el jurel. Nuevo protocolo que permitirá mantener registros de actividad y control del principal recurso depredado por las embarcaciones chinas. En el documento se destaca que la pesca irregular está controlada parcialmente. “En nuestro caso contamos con la OROP-PS, que cubre todo el espacio del Pacífico Sur. Sin embargo, actualmente esta organización sólo posee regulación de cantidad de pesca para el jurel, no así para la jibia”, se describe.

La importancia de incorporar a la jibia como recurso controlado permitirá mantener monitoreado el recurso tal como se ha desarrollado con bastante eficacia en el caso del jurel. Serán los mismos pesqueros y fiscalizadores los encargados de informar sobre las características del calamar, su nivel de producción, y advertirán si su presencia comienza a ser escasa.

La descripción indica, además, el desarrollo de acciones de vigilancia de los buques internacionales que transitan de manera recurrente aprovechando la pesca del calamar gigante (jibia, pota) en el Pacífico Sudeste, el cual es un recurso altamente migratorio presente en las aguas de Ecuador y Chile. En la respuesta del Canciller chileno se destaca: “en este sentido, me permito reafirmar que nuestro país esta comprometido en la lucha contra la Pesca Ilegal, no Declarada y no Reglamentada (INDRNR). De hecho, estamos impulsando esta agenda de protección, en todos los espacios multilaterales pertinentes y que constituyen el marco general que permite hacer frente a la pesca ilegal, en los que también hemos promovido que los Estados cumplan con el derecho internacional del mar, incluidas la obligación de cooperar y la conservación de los recursos”, se indica.

Se anuncia además, según el documento oficial que: “El 1 de enero de 2021 entra en vigor una primera normativa, en virtud de la cual todos los barcos que desarrollen actividad pesquera del recurso jibia tendrán que reportar sus capturas a la Organización, además de remitir información sobre su localización y toda otra información pertinente para la construcción de una base de datos útil para el manejo del recurso”. También, se establece una propuesta para que la Organización establezca medidas que contribuyan a la conservación y control de la pesca en alta mar.

La Armada de Chile ha ido aumentando progresivamente su dotación de buques, aviones y helicópteros para mantener mayor fiscalización sobre la escuadra de barcos pesqueros chinos que transitan en sus aguas territoriales
La Armada de Chile ha ido aumentando progresivamente su dotación de buques, aviones y helicópteros para mantener mayor fiscalización sobre la escuadra de barcos pesqueros chinos que transitan en sus aguas territoriales

El pasado 3 de noviembre de 2020, los ministros de Relaciones Exteriores de Perú, Ecuador, Colombia y Chile, emitieron una declaración conjunta a través de la cual expresaron la preocupación sobre la pesca ilegal, y se adquirió el compromiso de fortalecer los mecanismos regionales para luchar contra esta práctica y avanzar en el desarrollo de la pesca sostenible. “Estos países se encuentran trabajando para determinar un plan de acción regional de lucha contra la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada para potenciar el monitoreo y vigilancia, la generación de capacidades y la cooperación internacional. Para lo anterior se conformó un grupo de trabajo específico, el cual debe presentar una propuesta de este plan de acción con medidas concretas” describe el ministro de Relaciones Exteriores de Chile en el documento.

El anuncio, que viene de la mano con la incorporación de nuevos buques fiscalizadores de la Armada de Chile, busca mantener pleno control de las acciones de las embarcaciones internacionales, mayoritariamente chinas, que depredan los recursos naturales marinos específicamente el calamar gigante o jibia. Una respuesta satisfactoria desde la autoridad, según la diputada Hernando. “Es bueno saber que a partir de este año habrá más control sobre los barcos que extraen el recurso jibia. Esto traerá tranquilidad a los pescadores locales, siempre y cuando, las fiscalizaciones sean efectivas por parte de los organismos competentes. Estamos en un momento en que el planeta, nuestro medio ambiente requieren mejores estándares y protección, nosotros debemos hacer todos los esfuerzos para mantener el equilibrio que nos permita vivir mejor”, declaró.

SEGUIR LEYENDO

Pescadores de Chile denuncian avistamiento de barcos clandestinos chinos frente a sus costas y temen por sus trabajos