El consumo de noticias digitales en América Latina

Menor consumo de noticias en televisión y diarios impresos, persistencia del rol de Facebook y WhatsApp en el acceso a la información, descenso de la confianza en las noticias y baja propensión a pagar por ellas en internet son las principales tendencias que marca el Informe sobre Noticias Digitales en 2020 de la Universidad de Oxford para los cuatro países de América Latina que fueron relevados: Argentina, Brasil, Chile y México

infobae-image

En promedio, en estos países, casi nueve de cada diez usuarios se informan online, siete de cada diez lo hacen por redes sociales, dos tercios accede a noticias en la televisión, y un cuarto lee diarios impresos.

Estas proporciones indican que la televisión ha perdido importancia como fuente de noticias: en 2019 llegaba al 70% de los encuestados en promedio. Los diarios también bajaron posiciones en las preferencias del público: hace un año eran leídos por un tercio de los encuestados. Las fuentes online y las redes se mantuvieron constantes.

Facebook y WhatsApp son las plataformas dominantes

¿Entre las plataformas, cuáles son las más usadas para noticias? Facebook mantiene el primer puesto: seis de cada diez encuestados de estos cuatro países accede a noticias por esta vía. Le sigue en importancia WhatsApp, en la que cuatro de cada diez se informan. En el tercer puesto está YouTube, elegida por 36% de los encuestados. En el cuarto puesto está Instagram, a la que un cuarto considera una fuente de información, y por último Twitter, utilizada por un sexto de los usuarios.

infobae-image

Estos promedios incluyen algunas disparidades. Por ejemplo, mientras 70% de los entrevistados en México usan Facebook para mantenerse informados, el porcentaje baja a 54% en Brasil. Twitter es consultada para noticias por tres de cada diez chilenos, comparada con 14% entre los argentinos.

Confianza en los medios baja en Argentina, Chile y México, pero sube en Brasil

En tres de estos cuatro países, la confianza de la audiencia ha bajado significativamente entre 2019 y 2020. En la Argentina, 39% confiaba en las noticias el año pasado, comparado con 33% en este informe. En Chile, el porcentaje pasó de 45% a 30% en un año, y en México de 50% a 39% en el mismo período. Este descenso podría deberse tanto a la polarización como a la percepción entre el público del sesgo político de algunos medios. Sin embargo, en Brasil, que muestra un alto grado de polarización y donde los medios más importantes no han ocultado su oposición al presidente Jair Bolsonaro, el porcentaje que dice confiar en las noticias se mantiene constante: pasó del 48% en 2019 al 51% en 2020.

infobae-image

Bajos niveles de suscripción a sitios de noticias

La disminución en la confianza en las noticias podría estar conectada con la baja proporción de encuestados que declaran pagar por las noticias que consumen online: solo 11% en Argentina, 9% en Chile y 17% en México dicen que pagan por su acceso a noticias en internet. La excepción es Brasil, donde 27% dice hacerlo.

infobae-image

La diferencia puede deberse a las estrategias de paywall de los medios brasileños tanto como a la mayor confianza de un sector de la ciudadanía en las noticias durante el gobierno de Bolsonaro.

Estos datos indican que los medios establecidos como televisión y diarios impresos pierden relevancia como fuentes de información frente a las plataformas y los medios online. Al mismo tiempo, sugieren que los escándalos de Cambridge Analytica en relación con Facebook y las denuncias por noticias faltas en WhatsApp no han afectado el uso de estas plataformas como fuentes de información.

Aunque los medios establecidos podrían compensar la menor proporción de usuarios con pocos, pero fieles, suscriptores, la propensión a pagar por información online se mantiene baja y estable en tres de los cuatro países estudiados.

La combinación de estas tendencias marca un escenario difícil en un contexto en el que la polarización, la pandemia y la profundización de las crisis económicas en la región requieren que la ciudadanía pueda acceder a información plural e imparcial para tomar decisiones sobre su voto, su salud y su bolsillo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Cómo se informan las argentinas y los argentinos en el 2020