Las autoridades siguen trabajando tras el colapso de un dique en Minas Gerais (Reuters)
Las autoridades siguen trabajando tras el colapso de un dique en Minas Gerais (Reuters)

La minera brasileña Vale dispuso este sábado la evacuación de unas 200 personas que viven cerca de uno de sus diques mineros en Minas Gerais (sudeste), donde a fines de enero la rotura de otro de sus depósitos dejó 313 muertos y desaparecidos.

"La decisión es una medida preventiva y ocurre después de la revisión de los datos de los informes de análisis elaborados por empresas especializadas contratadas para asesorar a Vale", informó en un comunicado la compañía.

Se trata de un dique "inactivo", aseguró Vale, ubicado en su mina Mar Azul, en el municipio de Nova Lima, región metropolitana de Belo Horizonte.

La evacuación, realizada en conjunto con la Defensa Civil y las autoridades locales, incluye 49 residencias y comercios de la localidad de Macacos, a 25 km de la capital del estado.

Los habitantes están siendo dirigidos a un centro comunitario y serán hospedados en hoteles de la región, añadió la empresa.

Ocho empleados de Vale fueron arrestados el viernes por la tragedia en Minas Gerais (AP)
Ocho empleados de Vale fueron arrestados el viernes por la tragedia en Minas Gerais (AP)

El 8 de febrero, otras 500 personas fueron evacuadas preventivamente en torno a otras dos minas, una propiedad de Vale y la otra del gigante mundial del acero ArcelorMittal.

El gigante minero brasileño, primer productor de mineral de hierro del mundo, era el propietario del dique que reventó en Brumadinho generando un tsunami de 13 millones de metros cúbicos de lodo y residuos mineros.

En su mortal descenso de unos nueve kilómetros hasta el río Paraopeba -que ahora baja contaminado por los sedimentos-, destruyó las instalaciones administrativas de la mina, el comedor donde almorzaban muchos empleados, una posada y varias casas del área rural de Brumadinho.

Bajo un mar de barro ahora seco que ocupa unas 290 hectáreas, los bomberos recuperaron 166 cuerpos, pero 147 personas continúan desaparecidas.

Ocho funcionarios de Vale, incluyendo gerentes y técnicos directamente involucrados en la seguridad del dique que se rompió, fueron apresados este viernes para determinar su responsabilidad en los "centenares de crímenes de homicidio" derivados de la tragedia, según informó el Ministerio Público de Minas Gerais.

No es la primera vez que la compañía se ve envuelta en un desastre de enormes proporciones en los últimos años. En 2015, un dique de una mina de Samarco (un proyecto conjunto de Vale y la australiana BHP) reventó generando otra enorme marea de lodo que dejó 19 muertos y el peor desastre ambiental de la historia de Brasil.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: