La declaración de culpabilidad de un asesor financiero en una corte federal de Miami destapó en Estados Unidos un caso de lavado de dinero y sobornos a funcionarios de PetroEcuador del que hace tiempo viene hablando la prensa de ese país.

José Larrea, ciudadano estadounidense de 40 años residente en Miami, admitió haber conspirado con Frank Roberto Chatburn Ripalda, también de 40 años y con doble ciudadanía ecuatoriana y estadounidense, para ocultar el dinero usado en los sobornos.

Frank Roberto Chatburn Ripalda (Foto: El Universo/Ecuador)
Frank Roberto Chatburn Ripalda (Foto: El Universo/Ecuador)
 

Hizo el anuncio oficial Brian A. Benczkoski, el subsecretario de Justicia de Estados Unidos encargado de la División Criminal.

En una audiencia que estaba programada para el pasado 3 de julio, Larrea se arrepintió a última hora de declararse culpable.

Brian A. Benczkoski, Subsecretario de Justicia de Estados Unidos encargado de la División Criminal
Brian A. Benczkoski, Subsecretario de Justicia de Estados Unidos encargado de la División Criminal

A Chatburn Ripalda ya le habían presentado cargos el 14 de abril, pero se declaró inocente y tiene juicio fijado para el 15 de octubre.

Según los fiscales, en una ocasión Chatburn y Larrea remitieron a través de Denfield Investments Inc., una compañía de fachada con asiento en Panamá, USD 620.080 "a una firma legal de Miami" cuyo nombre no se menciona, y en noviembre de 2014 se reunieron en un restaurante local para discutir cómo avanzaba el plan de sobornos.

Su participación en el lavado de dinero, dijo Larrea al declararse culpable, consistió en enviar más de un millón de dólares desde su cuenta en Estados Unidos a otras cuentas en el mismo país.

Entre otras cosas, Larrea creó documentos falsos con fecha atrasada en nombre del contratista, indica el anuncio oficial en el sitio de internet del Departamento de Justicia.

En los documentos del caso 1:18-cr-20312 del Distrito Sur de la Florida, la Fiscalía dice que Chatburn Ripalda pagó USD 3,270,980 en sobornos a funcionarios de PetroEcuador en nombre de la firma ecuatoriana GalileoEnergy SA, y que los canalizó a través de la mencionada Denfield.

Chatburn Ripalda usaba también dos firmas, Sentinel Mandate and Scrow Limited, con base en Islas Vírgenes Británicas, y Biscayne Capital, con oficinas en Estados Unidos, Ecuador, Uruguay y Bahamas, para abrir empresas de pantalla en paraísos fiscales a través del estudio panameño Mossack Fonseca, el protagonista de los tristemente célebres "Papeles de Panamá", reporta el diario ecuatoriano El Universo.

Sede de GalileoEnergy S.A. en Quito (Foto: El Universo/Ecuador)
Sede de GalileoEnergy S.A. en Quito (Foto: El Universo/Ecuador)
 

Esas empresas de fachada servían para que funcionarios de PetroEcuador abrieran cuentas en bancos suizos con el fin de ocultar los sobornos, reporta el diario ecuatoriano.

Ante la jueza Marcia G. Cooke, del Distrito Sur de Florida, Larrea se declaró culpable de un cargo de conspiración para cometer lavado de dinero.  Será la propia jueza Cooke quien dicte sentencia contra él en noviembre.

Contra Chatburn Ripalda se habían presentado el 14 de abril el mismo cargo de conspiración para cometer lavado de dinero y dos cargos de lavado de dinero, uno de conspiración para violar la Ley de Prácticas de Corrupción en el Extranjero y otro de haberla violado.

Larrea es la cuarta persona que se declara culpable en el caso.

En diciembre de 2016, la multinacional francesa Veolia ES Field Services Ltd. demandó a GalileoEnergy porque, según el documento, sus ejecutivos Ramiro Luque Flores y Glenda Meza Bracho le ocultaron la firma de un contrato con PetroEcuador.

Ramiro Luque Flores, el ejecutivo de GalileoEnergy al que la empresa francesa Veolia ES Field Services Ltd. demandó por haberle ocultado un contrato con PetroEcuador
Ramiro Luque Flores, el ejecutivo de GalileoEnergy al que la empresa francesa Veolia ES Field Services Ltd. demandó por haberle ocultado un contrato con PetroEcuador

La empresa estatal habría pagado más de USD 38 millones por una labor de tratamiento de 5 mil toneladas métricas de desechos, cuando Veolia hizo el trabajo por sólo 8.8 millones de euros, alrededor de USD 10.25 millones, reporta El Universo.

Después, PetroEcuador le canceló a GalileoEnergy contratos por valor de USD 27,5.

El Escuadrón de Corrupción Internacional del FBI en Miami y la División de Investigaciones Criminales del Servicio de Rentas Internas (IRS) están trabajando en caso, con la asistencia del Servicio de Alguaciles Federales y otras agencias de Estados Unidos.

Según el Departamento de Justicia, las autoridades de Ecuador, Panamá e Islas Caimán también están aportando evidencias clave.