El ex presidente de Ecuador, Rafael Correa
El ex presidente de Ecuador, Rafael Correa

El ex presidente de Ecuador Rafael Correa calificó el miércoles de "golpe de Estado" la decisión del actual mandatario, Lenín Moreno, de celebrar una consulta popular con la que busca anular la posibilidad de reelección indefinida, entre otros asuntos.

Con esa decisión, según Correa, su sucesor trata de "aniquilar el país, como hace 20 años", según manifestó en un encuentro con los medios de comunicación celebrado el miércoles en la sede de la formación de la que es presidente vitalicio, Alianza País (AP) en Quito, al frente de la cual Moreno ganó las elecciones de abril.

Correa argumentó que dicha consulta es inconstitucional y que a diferencia de lo que suele argumentar el actual mandatario, la Constitución de Montecristi (2008) no recoge o menciona el concepto de alternancia.

Recordó que a los jueces que se les planteó en su día incluir la posibilidad de la reelección indefinida, señalaron en 2011 que con esa medida se "aumentaban los derechos" de los ciudadanos al no limitar su posibilidad de elección entre candidatos políticos.

“Todos estos folclores son para impedir que yo vuelva”

"Todos estos folclores son para impedir que yo vuelva", refirió el ex presidente a los medios, antes de defender que la consulta contraviene la Convención Interamericana de los Derechos Humanos, que limita la concurrencia de un mismo postulante a gobernante por limitaciones de edad, país, antecedentes penales o condición mental, pero no por el hecho de haber resultado electo en el pasado.

A juicio de Correa, la consulta está destinada a buscar "legitimidad política y capital político" y denunció lo que consideró una "ruptura constitucional", que retrotrae a la nación a la década anterior a su mandato (2007-2017), "años en los que tuvimos siete presidentes en diez años".

Otros tiempos. Lenín Moreno junto a Rafael Correa
Otros tiempos. Lenín Moreno junto a Rafael Correa

Más temprano, el presidente Moreno había resuelto mediante dos decretos la convocatoria de la consulta aduciendo que la falta de dictámen por parte del Tribunal Constitucional es interpretado como una autorización de facto en virtud de precedentes similares.

De acuerdo con los plazos legales definidos el miércoles la consulta debe celebrarse a finales de enero o principios de febrero.

Correa llegó el sábado a Ecuador después de haber abandonado el país hace seis meses para desplazarse a vivir en Bélgica, de donde es su mujer.

Ya en el país, Correa ha celebrado varios encuentros con las bases del partido y tiene previsto participar el domingo en una disputada Convención Nacional de AP, ante la grave crisis que divide a correístas y morenistas.

"Me desgarra el corazón ver el país que he encontrado", comentó ante los medios antes de desgranar múltiples críticas contra la gestión de Moreno.

Con información de EFE

LEA MÁS: