Qué fue de la vida de Albert Baró tras el éxito de ATAV: su debut como modelo, las costumbres argentinas y el deseo de regresar

A sus 22 años, el español protagonizó la primera temporada de la ficción de Polka junto a Delfina Chaves, Gonzalo Heredia, Benjamín Vicuña y la China Suárez. Pero de aquel suceso ya pasó un tiempo. Cómo es el presente del ex Merlí

Guardar

Nuevo

Albert Baró
Albert Baró

“Hoy digo adiós a Bruno. Gracias a cada uno vosotros, los que estás aquí detrás. Vuestro apoyo en estos 11 meses ha sido incondicional. Gracias Argentina por hacerme sentir como en casa. Muy emocionado por esta etapa que termina. Gracias”.

Pasaron tres años y medio –y una pandemia que agudizó aún más los tiempos- desde que Albert Baró, el español que cautivó a los televidentes fanáticos de Argentina Tierra de Amor y Venganza (ATAV), se despidió de Buenos Aires para regresar a su país natal. Fue en diciembre de 2019, justo antes de que el mundo se cerrara por el coronavirus.

En la ficción que concluía por ese entonces, el actor se puso en la piel de Bruno Salvat y protagonizó una romántica historia de amor con el personaje de Lucía Morel, interpretada por Delfina Chaves. Y en tiempos en los que las redes sociales se apoderan del presente, los fanáticos crearon Brunia, un juego de palabras con sus nombres en la ficción en la que terminaron casados y con hijos. Por caso, en la temporada actual de la novela –aunque la trama poco tiene que ver con aquella historia situada en 1930-, el nieto de Bruno es interpretado por el también actor español Toni Gelabert, con quien Baró tiene un parecido físico notable, pese a no ser parientes.

A la izquierda, Albert Baró; a la derecha, Toni Gelabert
A la izquierda, Albert Baró; a la derecha, Toni Gelabert

El debut actoral de Albert fue a sus 12 años en la tira El corazón de la ciudad, por la cadena TV3. También trabajó en la serie española Las voces del Pamano y en la película Los niños salvajes, pero el salto en su carrera lo hizo en 2015 cuando fue parte de la exitosa serie Merlí, protagonizada por el descomunal actor Francesc Orella.

Por ese entonces Baró tenía 22 años y recibió una propuesta más que prometedora: Adrián Suar lo había visto en la piel del alumno Joan Capdevila y lo quiso para su próximo proyecto televisivo, e hizo todo lo necesario para que así fuera. Cuando recibió la convocatoria, el actor no dudó. Y de esa manera se convertía en una estrella de la ficción argentina. Sin dudas, fue un gran salto en su carrera.

Un año –11 meses, para ser más precisos- fue el tiempo en el que el actor aprovechó todas y cada una de las oportunidades que se le presentaron en el país al que ya quería de antemano: por ese entonces Albert estaba de novio con la periodista argentina Nerina Uturbey, a quien había conocido nueve meses antes en Madrid, ya que la joven repartía sus días entre la capital española y Buenos Aires.

Albert Baró (@albertbaro_)
Albert Baró (@albertbaro_)

“Gracias a ella no fue tan duro venir a trabajar acá”, remarcaba Albert en una entrevista con Teleshow antes de su debut en la ficción que luego se convertiría en un éxito. Tiempo después se supo que se separaron, aunque no trascendieron los motivos, ya que desde un comienzo habían mantenido su relación fuera del foco mediático y dentro de un bajo perfil. De inmediato, las fanáticas de la pareja en la ficción no tardaron en buscar relacionarlo sentimentalmente con Delfina Chaves, pero ambos se encargaron de aclarar, más de una vez, que el único vínculo que los unía era el de una entrañable amistad.

Por caso, cuando en abril pasado la actriz viajó a Europa a filmar parte de la serie biográfica de Máxima Zorreguieta, se reencontró con Baró y también con Diego Domínguez, actor español que interpretó a Córdoba en ATAV, y quien también regresó a su país natal cuando terminó su participación en la ficción. “La verdadera amistad es la que dura toda la vida”; “Cómo deseaba este encuentro”; “Qué regalazo”, celebraron los tres en sus redes sociales cuando compartieron fotos de aquella reunión en un bar de Madrid.

Reencuentro: Albert Baró, Delfina Chaves y Diego Domínguez (@delfichaves)
Reencuentro: Albert Baró, Delfina Chaves y Diego Domínguez (@delfichaves)

Albert Baró volvió a la Península Ibérica una vez finalizadas las grabaciones de la tira que protagonizó y que tantas alegrías le dio en su carrera, que para ese entonces ya era más que prometedora. Primero, el joven nacido en San Esteban de Palautordera, municipio de Cataluña, quiso recuperar los días perdidos con sus seres queridos y se tomó un tiempo de vacaciones para disfrutar junto a su familia y amigos.

Luego de la pandemia que puso en pausa a todos los proyectos de la industria, este hincha del Barcelona aprovechó otra oportunidad que se le presentó y lanzó su carrera como modelo: hizo campañas fotográficas, fue la cara de muchas marcas y también aprovechó el millón de seguidores que acumula en Instagram para reforzar las acciones comerciales a través de su imagen.

Albert Baró, modelo (@benjaminriquelme_)
Albert Baró, modelo (@benjaminriquelme_)

Vivió y trabajó en Madrid, y ahora se instaló de nuevo en Barcelona para continuar apostando a su pasión. Continuó trabajando como actor en distintas producciones y por estos días se lo puede ver en la nueva temporada de Bienvenidos al Edén, la serie española que se convirtió en la más vista de Netflix.

Allí Baró comparte elenco con figuras como Amaia Salamanca y Belinda. Se trata de una serie de ciencia ficción que transita por el drama, la adrenalina y el suspenso, y en la que se cuenta la historia de un grupo de jóvenes fanáticos y dependientes de las redes sociales.

Mientras disfruta del éxito de su último trabajo, Albert continúa analizando propuestas laborales y no descarta la posibilidad de regresar a la Argentina si se le presenta algún proyecto que no quiera dejar pasar, como lo hizo en 2019. Por caso, en su perfil de Instagram no solo figura el contacto de su representante en España sino también el de la persona con quien se deban comunicar aquellos que lo quieran convocar para alguna producción nacional.

Albert Baró en la Bienvenidos al Edén, de Netflix
Albert Baró en la Bienvenidos al Edén, de Netflix

Y desde Argentina, su público no pierde las esperanzas de volver a verlo en una ficción local. Hasta entonces, lo disfrutan en los proyectos españoles que pueden verse en las plataformas por streaming y también siguen su día a día a través del contenido que Albert Baró comparte en su cuenta personal de Instagram en la que recientemente se mostró con un nuevo look: teñido de platinado.

El nuevo look de Albert Baró (@albertbaro_)
El nuevo look de Albert Baró (@albertbaro_)

Poco se sabe sobre su vida privada ya que siempre fue reservado: procuró conservarla casi en el hermetismo. Desde que debutó como actor y dio sus primeras entrevistas, Baró comprendió que debía evitar la exposición de los suyos y así lo aclaró desde un principio. Por caso, elige qué tipo de situaciones e información compartir en sus redes, al igual que cuando concede alguna nota para promocionar sus trabajos.

Tampoco perdió las costumbres argentinas que adquirió durante su paso por Buenos Aires. Aunque eso puede que tenga que ver por su noviazgo anterior y también por el tiempo compartido con sus compañeros entre escena y escena durante los 11 meses de rodaje, en las que tomó mate junto a sus colegas, hábito que se perdió en la pandemia y que llevó a que ahora cada uno ahora tenga el suyo.

Por otra parte, su admiración por los Darín (padre e hijo, quienes también se han lucido en producciones españolas) y Diego Peretti también sigue intacta. Con la diferencia de que ahora se sumaron más actores argentinos a la lista y con quienes desea poder compartir un elenco. De ahí sus ganas de regresar al país. Y si no es para trabajar, será de visita. Motivos, y talento, le sobran.

Albert Baró (@albertbaro_)
Albert Baró (@albertbaro_)

Seguir leyendo:

Últimas Noticias