Nazarena Vélez habló de la salud de su hijo Thiago, a seis meses de que el nene convulsionara en un avión

La actriz dijo que su hijo de once años está mejor, pero que sigue haciendo un tratamiento y celebró la “vitalidad” de Titi, como cariñosamente lo llaman

Nazarena Vélez y Titi
Nazarena Vélez y Titi

Nazarena Vélez habló de la salud de su hijo Thiago de once años, luego de que en julio del año pasado el nene tuviera convulsiones y que un médico tuviera que atenderlo en pleno vuelo. La actriz dijo que está mejor, aunque es algo largo y cuyo tratamiento continúa.

“Eso no es una tontería y no se termina de un día para el otro, pero hoy gracias a Dios la medicina está súper avanzada, así que con una pastilla todos los días eso se arregla”, contó en Implacables y dijo que Tití, como cariñosamente lo llama la familia, está “bien, bajo control” y que “es un nene sano”. Además, agregó: “Tiene una vitalidad increíble, pero de repente la cabeza le funciona como mucho todo el tiempo y tiene que bajar unas revoluciones. Él está muy bien y súper controlado”.

El año pasado la actriz su pareja Santiago Caamaño y sus hijos Barbie y Thiago habían viajado un fin de semana a Mendoza para celebrar su cumpleaños número 47,cuando en el avión el nene se descompensó y tuvieron que atenderlo hasta llegar al hospital de San Rafael.

En ese momento, ella había relatado el difícil episodio en su cuenta de Instagram. “Bueno les quiero agradecer a todas, a todos, a todes, por la preocupación por Titi. De verdad muchas gracias. Está bien obviamente, de hecho, los médicos nos dijeron que es preferible que nos quedemos acá para que él esté relajado y no se sienta mal”, comenzó.

De inmediato agregó, sin dar demasiados detalles: “No puedo dejar de agradecer una y un millón de veces más al personal de salud, que no están pasando por un buen momento, y así lo dan todo. Nos hicieron sentir muy bien, se agradece profundamente. Él está muy bien, que es lo más importante. Se agradece a todos, a los médicos que había arriba del avión, a los de todos los lugares que fui que llegué al Hospital Español. Estamos bien, más relajados. Va a estar todo bien, yo soy una persona con mucha fe y mucha confianza. Y él está muy bien, que es lo más importante”. En aquel momento, un usuario en las redes le preguntó a Ángel de Brito, quien solo atinó a decir: “Convulsiones”.

Hace un tiempo Nazarena contó en Nosotros a la mañana que estaba pasando por un buen momento de su vida y que estaba enamorada. ¿Qué la hizo cambiar? “Te das cuenta que no todo el mundo es así (como sus ex). Venía muy mal con lo de Fabián (su último marido y papá de Thiago que se suicidó en el 2014), muy mal, quedé resentida, herida, angustiada y cuando me asumí viuda, que fue hace 3 años y fue hace siete dije ‘ok, es esto, tengo 40 años, viuda hay que bancarla, tengo tres hijos’. Cuando lo acepté porque me costó mucho, ahí lo conocí a Santi y realmente me enamoré”.

“Decidí dejar de sufrir. Después de lo de mi hermana (Jazmín murió el 9 de abril del 2010 en un accidente de tránsito a los 21 años) y lo de Fabián, me quedé en un costado de victima que me quedaba cómodo. ‘Pobre mina se quedó en la calle’ decían, y yo decía qeu sí, y vivía así, como una pobre mina. Hace tras años dije ‘no me lo merezco y no se lo merecen mis hijos’”, reconoció y dijo que hoy, a la distancia, comprende que no es que a ella “le pasan todas”, sino que a todos, solo que en la mayoría de al gente es menos público.

“Después que pasó lo que pasó con Fabián quedé sumergida en una oscuridad fuerte a un paso de la locura... tomaba miles de cosas para dormir, Rivotril, todo, pero mi cabeza estaba oscura y me quedaba noches enteras tratando de entender lo que había pasado, tratando de contener a mi hijo de tres años y medio que preguntaba por el papá y le contaba que el papá había muerto y decía que sí y lloraba y a los tres días me pregunta otra vez ‘¿y papá? Estuve tan oscura y con justificación que fue muy triste para mi. Una vez Barbie me dijo que el fin de semana no salía para no dejarme sola y yo pensé ‘uh, el peso que soy para esta criatura’”, recordó su s días más difíciles

SEGUIR LEYENDO: