Melena tomando sol por primera vez en el Santuario Ubuntu de Sudáfrica

Con los ojos cerrados y ofreciendo su rostro al viento, el león Melena parece darse cuenta de que su vida cambió para siempre. Su traslado a Sudáfrica y el de las tigresas Tika y Tuna conmocionan a Santiago del Estero desde que se inició el proceso de liberación de los cinco grandes felinos, los únicos habitantes de lo que fue el zoológico de esa ciudad.

Tal como habían anticipado las autoridades municipales a Infobaeel proceso de traslado a suelo sudafricano se inició a mediados de marzo y en tandas: el primer viaje tuvo como destino el Ubuntu Wildlife Sanctuary y el segundo, el Drakenstein Lion Park. El tercero, y último viaje, también será a Ubuntu.

Este resultado representa una victoria para quienes asumieron la responsabilidad de sacar a los animales del predio, todavía parcial, porque resta trasladar a dos leones. Los cinco animales iban a ser trasladados en 2016, pero todo se demoró: hubo que volver a buscar un destino, hacer nuevas conexiones y nuevos trámites ya que sacarlos del país e ingresarlos a otro no es tarea fácil.

Los cinco grandes felinos son dos leones (Melena y Secu), una leona (Suka) y dos tigresas (Tika y Tuca).

Las primeras liberaciones: cómo fue el traslado de Melena, Tika y Tuna

Así fue el viaje y llegada de los felinos a sus nuevos hogares (Gentileza Municipalidad de Santiago del Estero)

Según informaron a Infobae los ex cuidadores de los animales, en la mañana del lunes 18 de marzo, el león Melena y la tigresa Tika pisaron el fresco césped sudafricano, vieron árboles y caminaron sin gruesas rejas en medio por primera vez en sus vidas. Ambos dejaron para siempre el zoológico municipal de Santiago del Estero.

Melena ya recorre el espacio en el que convive con otros de su especie. Fue liberado el pasado fin de semana del zoológico de Santiago del Estero. (Ubuntu Wildlife Sanctuary)
Melena ya recorre el espacio en el que convive con otros de su especie. Fue liberado el pasado fin de semana del zoológico de Santiago del Estero. (Ubuntu Wildlife Sanctuary)

De Argentina salieron el miércoles 13 vía terrestre con destino al Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini, Ezeiza, desde donde partieron en la madrugada del viernes 15 rumbo a San Pablo, Brasil. De esa ciudad partieron a  Johannesburgo, en Sudáfrica. El último tramo comprendió otras horas por tierra hasta el santuario de Ubuntu.

La ansiada llegada fue celebrada por el voluntariado del refugio, quienes en los días previos compartían en sus redes sociales el paso a paso del recorrido que atravesaban los nuevos huéspedes.

Melena siendo anestesiado en el ex zoo de Santiago del Estero. Tras la sedación le practicaron los estudios médicos necesarios y le aplicaron el chip requerido para viajar. Las imágenes del momento en que despertó de la anestesia fueron viralizadas, ocasionando un sinfín de comentarios.
Melena siendo anestesiado en el ex zoo de Santiago del Estero. Tras la sedación le practicaron los estudios médicos necesarios y le aplicaron el chip requerido para viajar. Las imágenes del momento en que despertó de la anestesia fueron viralizadas, ocasionando un sinfín de comentarios.

Y celebraron la llegada: "Ha sido un largo viaje para Melena y Tika, pero increíblemente exitoso. En nombre del santuario de Ubuntu nos gustaría expresar nuestra gratitud al municipio de Santiago del Estero y, en particular, a la intendente Norma Fuentes por confiar en nosotros con la honorable tarea de darles su hogar para siempre".

También destacaron la labor de la empresa que tuvo el trabajo del traslado a través de 8.400 kilómetros, trayecto que los animales hicieron despiertos. "Tanto Melena como Tika no recibieron sedación durante el viaje", aseguraron en un comunicado tras la esperada llegada.

Melena y Tika ya viven en Ubuntu donde esperan por el león Secu y la leona Zuka. La tigresa Tuna ya vive en Drankenstein.
Tika en su nuevo espacio. La tigresa vivirá el resto de su vida en un santuario que se asimila a su lugar natural. (Ubuntu Wildlife Sanctuary)
Tika en su nuevo espacio. La tigresa vivirá el resto de su vida en un santuario que se asimila a su lugar natural. (Ubuntu Wildlife Sanctuary)

"Esta ha sido una experiencia distinta, una sensación muy rara, pero sabemos que este viaje era lo mejor para ellos que tenían que pasar la prueba de las 75 horas de viaje. Fue algo muy duro para los animales porque estaban acostumbrados al silencio y nada más", dijo a Infobae Fernanda Navelino, miembro de la Comisión encargada del cierre del ex zoológico.

La funcionaria recordó cómo llegaron los felinos al predio. "Tika es la más grande, tiene 18 años, mucha personalidad y presencia. Ella llegó de San Pedro de Colalao, Tucumán. Melena tiene 8 años y fue secuestrado de un circo; cuando llegó a Santiago del Estero estaba en muy mal estado de salud".

El pasado miércoles 27 de marzo fue el turno de salida de la tigresa Tuna que arribó este domingo al santuario de Drakenstein, también en Sudáfrica. "Tiene 8 años y también viene de un circo. Es muy fuerte, casi misteriosa tanto así que hay muy pocas fotos de ella porque se esconde, no le gusta el contacto con la gente", define Navelino.

Tika reconociendo su nuevo territorio. (Ubuntu Wildlife Sanctuary)
Tika reconociendo su nuevo territorio. (Ubuntu Wildlife Sanctuary)

Al momento del cierre de esta nota, Tuna sigue en pleno viaje y se estima que este domingo 31 arribe a Drakenstein. Si bien el itinerario de viaje es el mismo, el trayecto terrestre hasta el santuario donde pasará su vida dura un día más. "Es un animal muy sano y joven", aseguró la experta.

 

Las liberaciones de los animales a los respectivos santuarios donde vivirán hasta el fin de sus días sucedieron un mes después de que se viralizara un video donde se veía a Melena, el león, emitiendo quejidos y una foto de dos leonas raquíticas que, por cierto, eran las cautivas del ex zoológico de Colón.

Tika cuando aún vivía en el ex zoológico de Santiago del Estero.
Tika cuando aún vivía en el ex zoológico de Santiago del Estero.

Tras esas publicaciones que pusieron en vilo a la sociedad por el aparente abandono y el mal estado de salud de los felinos que esperaban su traslado, funcionarios del municipio explicaron a Infobae de qué se trataban aquellas imágenes.

"El video que se viralizó fue filmado en diciembre de 2018 por alguien que vio el final de algunos de los procedimientos que se hicieron cuando anestesiamos a los animales para aplicarles el chip de identificación", explicó a este medio Federico Belmonte, el veterinario que está a cargo de los procedimientos médicos requeridos por las autoridades internacionales.

"En ese momento —siguió el veterinario— el león estaba recuperándose de la anestesia y los sonidos que emite, lamentablemente, son normales en ese estado. A partir de mediados de marzo los cinco felinos se irán a Sudáfrica y lo harán por separado", había anticipado.

A fines de abril, o cuando los papeles requeridos para realizar el próximo viaje estén listos, otros dos animales, Secu y Zuka, dejarán para siempre las jaulas en las que aún viven y donde son controlados diariamente para abordar lo que sigue.

"Se trata de trámites necesarios que se deben realizar y deben producirse tanto en el país que envía como el país que recibe, más la participación de entidades tales como Senasa, Aduana y los organismos nacionales que verifican el estado de los animales", explicó a la prensa local la intendente de Santiago del Estero, Norma Fuentes.

Cuando eso suceda un nuevo zoológico habrá cerrado en Argentina.

 

Seguí leyendo