La  compañía LATAM quiere utilizar aviones chilenos y los gremios argentinos se oponen (Adrián Escandar)
La  compañía LATAM quiere utilizar aviones chilenos y los gremios argentinos se oponen (Adrián Escandar)

Gremialistas del sector aeronáutico podrían convocar este lunes a un nuevo paro de actividades. A diferencia de otras oportunidades, esta vez el origen del reclamo no está vinculado a una reivindicación salarial o a mejorar sus condiciones de trabajo.

Este lunes está previsto el inicio del "interchange", un sistema que les permite a las compañías (o alianzas) intercambiar aviones entre los distintos países que operan. Esta posibilidad fue habilitada recientemente por el gobierno argentino y la compañía LATAM planea aplicarla con un Boeing B767 con matrícula chilena que partirá este lunes desde Ezeiza hacia Miami.

No será la primera vez en la historia. En la década del 90, Aerolíneas Argentinas solicitó autorización para utilizar una estrategia similar. 

Las compañías realizan estas acciones por cuestiones de costos y rentabilidad. En el caso de LATAM, la idea es retirar de circulación dos aviones que por sus características ya no podrán ingresar a los EEUU en 2020 y reemplazarlos por máquinas más modernas que actualmente integran su flota.

Por cuestiones regulatorias, los aviones antiguos solo vuelan nueve horas por día: llegan a Miami o a Ezeiza y pasan el resto del tiempo en tierra. En cambio, los aviones de matrícula chilena pueden volar 16 horas por día.

La Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), el gremio liderado por Pablo Biró, dice que esta operatoria pone en riesgo el cumplimiento del convenio colectivo del sector y por ese motivo realizarán una asamblea esta tarde para analizar la posibilidad de un paro.

Sin embargo, fuentes de la empresa dicen que esto no es así. De hecho, la ruta prevista para esta tarde se realizará con tripulación local y bajo las leyes laborales de la Argentina. "Es una modalidad que el Grupo Latam utiliza en más de los 50 países en los que opera en el mundo y siempre respeta las normativas locales", explicaron los voceros consultados.

En términos técnicos, el interchange es un tipo de arrendamiento (alquiler) temporal de un avión sin tripulación, a través del cual el operador que toma el control de la aeronave lo hace con su propia tripulación y con los derechos de tráfico de su país.

"Esta modalidad garantiza el empleo argentino, con tripulaciones de mando y cabina argentino. Se opera bajo derechos de tráfico argentino. Permite una optimización de la flota y flexibilidad ante contingencias", señalaron las fuentes consultadas.

En caso de no poder aplicar el intercambio de aviones, LATAM podría levantar la ruta a Miami. Por eso se cree que en la asamblea que realizarán los aeronáuticos podría haber un quiebre con los pilotos que no quieren perder su fuente de trabajo y podría forzar una división del sindicato.