Cuarto cuerpo hallado en Ensenada no guarda relación con surfistas extranjeros, asegura la Fiscalía de Baja California

La localización de un cadáver adicional podría ser clave para identificar a los presuntos responsables

Guardar

Nuevo

Los cuerpos fueron localizados en un pozo de un área despoblada al sur de Ensenada. (X/@alexzepedaphoto)
Los cuerpos fueron localizados en un pozo de un área despoblada al sur de Ensenada. (X/@alexzepedaphoto)

A través de una conferencia de prensa, la Fiscalía General del Estado de Baja California confirmó que se extrajo un cuarto cadáver en el lugar en donde fueron hallados los cuerpos de los surfistas Jake Robinson (32 años), Callum Robinson y Jack Carter Rhoad (ambos de 33 años).

Los detalles proporcionados por la fiscal Elena Andrade Ramírez refieren que esta persona, cuya identidad no ha sido revelada, no tendría relación alguna con los deportistas extranjeros, pero podría aportar información para ubicar a los presuntos responsables.

“Este cuarto cuerpo no guarda relación con esta investigación de estas tres personas. Este cuarto cuerpo se encontraba más abajo y con un tiempo de muerte más antiguo. No estamos descartando la línea de investigación de la participación de las mismas personas en estos hechos”, señaló la funcionaria en el encuentro con la prensa.

Andrade confirmó que Jake, Callum y Jack fueron asesinados con un disparo en la cabeza, pues sus cuerpos contaban con un orificio producido por proyectil de arma de fuego. Respecto al cuarto cuerpo, la fiscal no ofreció ningún detalle debido a que no ha sido posible establecer su identidad ni causa de muerte.

Los restos humanos fueron extraídos de un acantilado en el poblado de Santo Tomás, al sur de Ensenada, un sitio descrito por la fiscal como “recóndito” y “oculto”. En este sentido, señaló que para abandonar los cuerpos en tal sitio “necesariamente se tendría que tener un conocimiento de ese lugar o haber pasado por ahí”.

La camioneta de los surfistas fue localizada calcinada. (Instagram/@raw.surf)
La camioneta de los surfistas fue localizada calcinada. (Instagram/@raw.surf)

Las indagatorias iniciales compartidas por la Fiscalía apuntan que la principal hipótesis es que el ataque en contra de los australianos (los hermanos Robinson) y el estadounidense (Jack Carter) habría sido por resistirse al robo de la camioneta en la que viajaban.

La unidad, una Chevrolet Colorado color blanco con placas de California, fue hallada calcinada en un área despoblada de Santo Tomás, también en el municipio de Ensenada.

Andrade Ramírez descartó que el crimen haya sido motivado por el deporte que practicaban las víctimas y se presume que los posibles involucrados no tenían conocimiento de sus nacionalidades. “Lamentablemente se internaron en un lugar inhóspito donde no había ninguna manera de pedir auxilio ante la presencia de estos agresores”, agregó.

Fue el 3 de mayo cuando los operativos de búsqueda permitieron ubicar el pozo, de aproximadamente 15 metros de profundidad, en el que yacían los cadáveres.

Por estos hechos han sido detenidos dos hombres y una mujer, identificados como Jesús Gerardo ‘N’, alias ‘El Kekas’; Cristian Alejandro ‘N’ y Ari ‘N’. No obstante, la fiscal señaló que existe una alta probabilidad de que en los hechos hayan participado más personas.

Los familiares de los surfistas acudieron a las instalaciones de la Fiscalía de Baja California durante la mañana del 5 de mayo para corroborar verbalmente la identidad de los cuerpos.

Guardar

Nuevo