En medio de la pandemia, la compra de piezas mecánicas, repuestos e incluso un equipo agrícola, se soluciona ahora mucho mas rápido que antes: vía online
En medio de la pandemia, la compra de piezas mecánicas, repuestos e incluso un equipo agrícola, se soluciona ahora mucho mas rápido que antes: vía online

La cosecha en los campos argentinos nunca se detuvo frente a la amenaza del coronavirus, por lo que las operaciones comerciales siguieron el mismo camino, con la salvedad de que comprar piezas mecánicas, repuestos e incluso un equipo agrícola se soluciona ahora mucho mas rápido que antes: el productor de las pampas ha validado con creces en estos últimos dos meses comercializar desde las computadoras o los dispositivos móviles. De esta manera el comercio electrónico en las actividades rurales mostró un crecimiento exponencial y un cambio de hábito en el productor argentino.

La ventaja que reportan grandes cadenas como Amazon Prime, ShopDisney y hasta Netflix pudo también emularse en el ámbito agropecuario local: la pandemia, y el cierre de negocios por la cuarentena obligatoria, aceleró las compras virtuales. Así desde los maizales o campos sojeros, solo se debía contar con cobertura de Internet y muchos problemas se solucionaron con un simple clic, sin parar las labores de campo.

El tráfico de pedidos y operaciones comerciales se aceleró a través de las redes desde fines de marzo pasado a la actualidad. Se destacó allí la compra de productos fitosanitarios e insumos para el campo, además de piezas mecánicas y hasta maquinaria agrícola de mediano y gran porte y de esta manera el trabajador no debía detener las labores agrícolas o pecuarias a través del uso del mercado de “e-commerce” o servicios de “streaming”.

El interés de los productores no es de extrañar, atento a la necesidad de emplear, por casos, los más modernos geolocalizadores en las cosechadoras o drones para conocer, entre otras cosas, la humedad en las áreas de cultivos, rendimientos, etc.

El tráfico de pedidos y operaciones comerciales se aceleró a través de las redes desde fines de marzo pasado a la actualidad
El tráfico de pedidos y operaciones comerciales se aceleró a través de las redes desde fines de marzo pasado a la actualidad

Roberto Rodríguez, referente del sitio marketplace Agroads, comentó que tras comenzar el proceso de cuarentena “muchas de las empresas del agro argentino adoptaron las videoconferencias, y están muy interesadas en tener una estrategia digital e incorporar el e-commerce a sus operaciones de ventas, claro si sus productos lo permiten. Además, prueban nuevas formas de comunicarse con sus clientes, algo que en otro contexto pudo haber llevado años, y hoy fue un proceso que ocurrió en los últimos cuarenta y cinco días”.

Allí la competencia tecnológica resulta dura, ya que prima la necesidad de acelerar y eficientizar tanto los procesos de visualización, comercialización y entrega de los distintos productos, insumos y materiales ofrecidos a través de las redes para atender las necesidades en el campo argentino.

Otros rubros

Además de contar con nueva maquinaria o insumos en la ruralidad próxima, los ganaderos demandaron la multiplicación de los remates de hacienda online, no solo para cría, recría e invernada, sino también para abasto, algo impensado en los círculos de aquellos productores dedicados al tambo, y que imperiosamente necesitaban recomponer rodeos.

Atento a esa competencia y creatividad puesta de manifiesto, Rodríguez también consignó que “la tecnología aplicada al agro va a explotar en los próximos años. En nuestro caso tenemos competidores que realizan inversiones exorbitantes para lograr posicionarse y a pesar de todo, gracias a un respeto y confianza que nos hemos ganado, seguimos siendo los máximos referentes para un sector que evoluciona constantemente y apuesta siempre por más tecnología”.

Un ejemplo claro es el que propone Agroads, un sitio de comercio en internet creado en el 2005 y con la ciudad santafesina de Rafaela, como epicentro de su actividad comercial. Esta empresa digital debió redoblar esfuerzos en su plantel para atender la enorme cantidad de pedidos que se fueron gestando desde el agro tras decretarse la cuarentena el pasado 20 de marzo.

Agroads, un sitio de comercio en internet creado en el 2005 y con la ciudad santafesina de Rafaela, como epicentro de su actividad comercial
Agroads, un sitio de comercio en internet creado en el 2005 y con la ciudad santafesina de Rafaela, como epicentro de su actividad comercial

Según Rodríguez, en el último mes y medio “observamos un crecimiento muy significativo en la demanda online de productos agropecuarios, con un crecimiento de más del 130% en sembradoras y el 58% en tractores, un rubro que suele ser más estable durante todo el año. Todos datos públicos que se pueden obtener en Agroads Analytics, la herramienta de análisis de mercado que ofrece la firma, y es un termómetro de lo que pasa en el campo”.

Solo en abril, la empresa contó con 1,3 millón de visitas, lo que le representó a instancias de las necesidades que propone la pandemia un incremento en el tráfico de un 30% de público en su portal de Internet. También verificó un aumento del 60% de contactos comerciales originados en el campo durante abril pasado contra marzo anterior.

Todo hace parecer que el comercio electrónico en el campo se profundizará en los próximos años, en parte forzado por la pandemia, y también por otros factores como la adopción de los dispositivos móviles, la cobertura de internet en cada rincón del país y la incorporación de una nueva camada de jóvenes al frente de la producción de campos que exigen una eficiencia que solo la tecnología puede brindarles.

En medio de este contexto, desde Agroads sostienen: “Los mercados online empoderan al consumidor, hacen más transparentes los precios, simplifican el proceso de compra y en definitiva permiten hacer mejores negocios. El próximo paso está en la comercialización de punta a punta en toda la cadena. Eso va a suceder, es cuestión de tiempo. Es por eso que ya estamos trabajando para que eso suceda en la Argentina y en otros países de la región”.

Seguí leyendo: