El régimen chavista declaró “improcedente” la solicitud para revocar al dictador Nicolás Maduro

El Consejo Nacional Electoral, afín al chavismo, indicó que no fueron recolectadas las firmas necesarias. El Movimiento Venezolano por el Revocatorio anunció que pedirá la nulidad del proceso

La oposición busca promover un referéndum revocatorio constitucional contra el dictador Nicolás Maduro (EFE/Rayner Pena)
La oposición busca promover un referéndum revocatorio constitucional contra el dictador Nicolás Maduro (EFE/Rayner Pena)

La autoridad electoral venezolana, controlada por el régimen chavista, declaró este jueves “improcedente” la solicitud de referéndum para revocar el mandato del dictador Nicolás Maduro, previsible luego de que la oposición abandonara el proceso por considerar que las condiciones impuestas lo hacían inviable.

Tania D’Amelio, rectora del Consejo Nacional Electoral (CNE), informó que “se recibieron 42.421 manifestaciones de voluntad”, que equivale al “1,01% del registro electoral”.

Una pequeña fracción opositora, que pidió activar el mecanismo sin apoyo de los grandes partidos, debía recolectar 20% del padrón electoral de cada estado (unas 4,2 millones de firmas en total).

“El CNE declara improcedente la solicitud de referendo revocatorio al mandato del presidente” y “declara sin lugar una nueva solicitud de referendo”, indicó D’Amelio en una declaración sin preguntas.

La recolección de firmas se realizó durante 12 horas el miércoles, según la orden del CNE que anunció la jornada con cinco días de antelación, lo que según el promotor Movimiento Venezolano por el Revocatorio (Mover) hacía inviable el proceso y por esto llamó a no participar.

Los centros instalados por el CNE estuvieron vacíos durante ese día en Caracas, constató la agencia AFP.

Mover adelantó que pedirá la nulidad del proceso ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), también controlado por la dictadura chavista.

Un grupo de personas se moviliza para firmar a favor del pedido de revocatorio a Nicolás Maduro, en Caracas (REUTERS/Leonardo Fernandez Viloria)
Un grupo de personas se moviliza para firmar a favor del pedido de revocatorio a Nicolás Maduro, en Caracas (REUTERS/Leonardo Fernandez Viloria)

“La semana que viene debemos estar interponiendo ante el TSJ la acción correspondiente para pedir que se anule ese proceso por viciado”, dijo en declaración a los medios Nicmer Evans, vocero de Mover.

Evans explicó que en la jornada de ayer “hubo cero firmas porque no era válido, era inconstitucional” y aseguró que los miembros del movimiento por el revocatorio no reconocen su legalidad.

Mover insiste en que las condiciones para solicitar que Maduro sea revocado del cargo de presidente “siguen vigentes” y que, por ello, acudirán a instancias legales dentro y fuera del país caribeño a fin de que se retome con “constitucionalidad” el proceso de activación del revocatorio.

“Lo tenemos que hacer porque somos nosotros los que estamos actuando en el marco de la Constitución y de la ley y es el régimen el que se está colocando al margen”, dijo César Pérez Vivas, otro de los voceros de Mover.

Por su lado, varios miembros del partido opositor Derecha Democrática Popular se reunieron en las afueras de la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE) en Caracas y agradecieron a “las 50.000 personas” que decidieron respaldar con sus firmas la activación del revocatorio, “a pesar de los obstáculos”.

La oposición denunció las condiciones que estableció el CNE para llevar a cabo el referéndum revocatorio (REUTERS/Leonardo Fernandez Viloria)
La oposición denunció las condiciones que estableció el CNE para llevar a cabo el referéndum revocatorio (REUTERS/Leonardo Fernandez Viloria)

El secretario general de este partido antichavista, José Contreras, responsabilizó al grupo opositor liderado por Juan Guaidó de hacer “un saboteo permanente” para “impedir” que la ciudadanía “se movilizara” a respaldar el revocatorio.

“Hubo un saboteo desde la cúpula que gira alrededor del interinato de Juan Guaidó, un saboteo permanente y una especie de huelga de brazos caídos que impedía que la gente se movilizara para el revocatorio después de ese glorioso y aplastante triunfo de la oposición en el estado Barinas”, acotó Contreras.

Por su parte, el presidente interino Juan Guaidó acusó al régimen chavista de tener “miedo a la voluntad del pueblo” por las condiciones impuestas por el Consejo Nacional Electoral. “Por miedo a la voluntad del pueblo hoy, nuevamente, la dictadura cometió un fraude”, escribió en Twitter.

Juan Guaidó aseguró que la dictadura de Nicolás Maduro le tiene "miedo a la voluntad del pueblo" (REUTERS/Gaby Oraa)
Juan Guaidó aseguró que la dictadura de Nicolás Maduro le tiene "miedo a la voluntad del pueblo" (REUTERS/Gaby Oraa)

“Son minoría y arrebataron el evento plebiscitario sin guardar ninguna forma. Vamos a insistir en condiciones para elecciones libres y justas, donde la voluntad de los venezolanos se respete”, añadió el ex titular de la Asamblea Nacional.

La Constitución venezolana establece que cualquier funcionario electo por voto popular puede ser removido de su cargo a través de un revocatorio, una vez cumplida la mitad de su período.

La oposición venezolana intentó en 2016 activar un revocatorio contra Maduro, pero el proceso fue bloqueado por el CNE y el TSJ, que aseguraron hubo irregularidade s en la recolección de las rúbricas. El único revocatorio que prosperó lo enfrentó en 2004 el fallecido Hugo Chávez, que lo superó con una aplastante victoria.

(Con información de AFP)

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR